Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Inicio » Posts tagged 'Vida Religiosa'

Tag Archives: Vida Religiosa

Audiencia del Papa

grupo-1080x675

El viernes 10 de octubre, el Papa Francisco recibió en la Sala Clementina del Vaticano a los escolapios: el Consejo de Superiores Mayores, Consejo General de la Fraternidad, La Congregación General de las MM. Escolapias, la casa de San Pantaleo, Nazareno y Montemario. Laicos que trabajan en estas casas escolapias y laicos que colaboran con nosotros. En total 73 personas.

A las 12 del mediodía llegó el Papa, recibido con un grfan aplauso de los presentes. El Padre General ha dirigido unas palabras de agradecimiento por la audiencia.

A continuación el Papa dejó de lado el discurso preparado y nos dirigió unas hermosas palabras. Hoy, la Santa Sede ha publicado o que nos ha dicho. Os pongo el enlace. Y os aconsejo que leáis estas palabras llenas de sabiduría y sentido común para los educadores escolapios. El enlace es el siguiente:

Oremos por el Papa, para que siga mucho tiempo pastoreando a la iglesia.

Un saludo desde Roma.

Francisco E Montesinos

IMG_5566

Escolapios de fiesta en Haití

alainPuedo gritar con mucha alegría que “el Señor ha hecho maravillas por mí, Santo es su nombre”.

Celebrar hoy mi ordenación sacerdotal no tendría sentido si me olvidara de aquel 24 de abril del 2007 cuando conocí a esa gran familia escolapia. Un encuentroque iba transformar mi vida.

Resaltaré 3 aspectos fundamentales que me han ayudado a llegar hasta aquí:

Lo primero es la perseverancia en la vocación. Me acuerdo cuando ya había terminado los estudios de filosofía con los misioneros de Scheuts y no me aprobaron el inicio del noviciado. No fue un momento fácil. Después de 2 meses sentí una fuerza interior que me animaba a seguir alimentando mi vocación. Dejé mi país para seguir estudiando en Rep. Dominicana. El Señor no cesaba de hablarme, llamarme. Así fue que inicié un proceso de acompañamiento con los escolapios de Santo Domingo. Probé, me gustó y me quedé, así son las cosas de Dios. Me enamoré de las Escuelas Pías conociendo el tremendo trabajo que realizan en la Iglesia. No dejaré de decir que los niños de La Puya fueron motivos de esa perseverancia. Es ver a mi Jesús en sus rostros. También lo fue en los diferentes sitios donde me ha tocado estar.

El segundo aspecto es la calidad de la Formación Inicial. Sin una buena formación no hubiese sido quien soy yo ahora. Doy gracias a Dios por haber puesto a personas tan valiosas en mi camino para ayudarme. Desde Dominicana, Colombia y Venezuela donde estuve en formación. Agradezco de todo corazón hoy y siempre a aquellas personas que han contribuido a mi crecimiento personal. Nuestro Santo Padre Calasanz estaraá contento en el cielo .

El tercero y último es el amor a Cristo en los niños pobres y necesitados. Como bien lo dije más arriba, los niños representan mucho para mi vocación pero en primer lugar es Jesús quien ha puesto en mí dicho amor confiándome esa gran misión de servir a los suyos. Alimentarme diariamente de la Palabra de Jesús, de la oración es el motor de toda vocación, de esa opción de vida que yo he hecho. Es eso que quiero seguir viviendo en mi ministerio sacerdotal, estar unido a mi Jesús, estar atento a la escucha de su palabra para poder responder siempre a su misión.

Hoy sacerdote, el camino no acaba aquí sino es apenas que comienza. Sigo contando con la oración de todos para que pueda vivir con alegría y dignidad este gran ministerio.

Gracias mil por este día, una bendición de Dios llegar hasta aquí. Por eso repito “el Señor ha hecho grandes maravillas por mí, Santo es su nombre”. Es un gran regalo a Nuestro Santo Padre Calasanz en ese año jubilar. Toda la Escola Pía está de fiesta.

 

Reconocer a Calasanz (II)

Fiesta escolapia en Venezuela

FB_IMG_1489921170807

En una de sus cartas, San José de Calasanz escribe que un de los momentos más importantes en la vida de un religioso es la profesión solemne, sólo comparable con el martirio.

La comunidad cristiana escolapia fuimos testigos de este momento tan trascendente para la historia de nuestra naciente Provincia de Centroamérica y Caribe. Cuatro jóvenes se consagraron de modo definitivo a Dios en las Escuelas Pías en la parroquia San José de Calasanz de Valencia.

José Alejandro Peña es de Valencia (Venezuela) y es el primer exalumno del colegio de Lomas que llega a este momento. Su vocación nació en el seno de la vida pastoral de la parroquia y fue creciendo en las presencias escolapias donde ha vivido: noviciado en Bogotá, juniorato en Caracas y San José y la experiencia pastoral en Barquisimeto.

Fredy Araujo es de la comarca andina de Venezuela, concretamente de un pueblo pequeño de Trujillo. En el ambiente sencillo y religioso de su familia fue naciendo una vocación fuerte de servicio que después desembocó con los escolapios. También hizo su noviciado en Bogotá; juniorato en Caracas y experiencia pastoral en Nicaragua. Actualmente está destinado en la presencia escolapia de Valencia.

Alain Poudy es de Cap Haitien (Haití) y conoció casualmente a los escolapios en la ciudad de Santo Domingo. Allí sintonizó rapidamente con el carisma escolapia que lo fue cautivando suavemente. Después del noviciado en Bogotá, hizo el juniorato en Caracas y su experiencia pastoral en Lomas (Valencia). Actalmente, está trabajando en La Romana (Rep. Dominicana)

Pablo López es de la bella ciudad de Masaya (Nicaragua). Era ya profesional y activo líder en la parroquia de su pueblo cuando conoció a Calasanz, del cuál se entusiasmó. Hizo su noviciado en Bogotá, juniorato en San José y experiencia pastoral en La Romana. Actualmente está destinado al colegio Calasanz de Managua (Nicaragua)

20170318_103704Presidió la Eucaristía en P. General de las Escuelas Pías con la presencia del P. Provincial Francisco Montesinos y casi la totalidad de escolapios en activo presentes en el país que no quisieron perderse este momento de gracia. Tambien acompañaro en este momento miembros de la fraternidad escolapia, fieles de la parroquia y los familiares dieron mucho calor a la celebración.

En palabras del P. General, fuimos testigos de un SÍ triple. El que dieron los jóvenes al profesar su disponibilidad a vivir en plenitud esta vocación; el que dio la Escuela Pía de aceptarlos con todas la condiciones y finalmente el SÍ que Dios pronunció en la Eucaristía al aceptarlos como servidores de la misión  para siempre.

Como una brisa suave

elias terol

Foto de 2007 en una excursión comunitaria a Santiago

La diabetes fue la compañera de viaje que fue minando lentamente la frágil salud de nuestro padre Elías hasta que una mañana del 5 de julio, dejó de respirar y recibió el abrazo entrañable del Padre.

Llevaba un tiempo en una comunidad escolapia de Madrid, compartiendo vida y enfermedad con otros hermanos, muy bien atendido por el personal de la casa. Confesaba estar muy conforme con su vida y aceptando con paciencia su debilidad física. Quizá ya esperaba pronto un desenlace final pegado a sus recuerdos del pasado.

Llegó a La Romana un mes de enero de 2003. Yo apenas me estaba adaptando a la nueva realidad como rector y párroco. Recuerdo que tenía con mucha ilusión por comenzar su nueva etapa en Dominicana. Unos días atrás entregaba la parroquia de Santa Rosa en Managua donde duró cerca de tres años. Siempre recordaba con mucho cariño esa comunidad y sobre todo, se emocionaba cuando hablaba del cardenal Obando, el obispo que lo ordenó de sacerdote y que tanto confió en él.

Después de muchos años de servicio en las Escuelas Pías, fue ordenado ya de mayor. Él nos contaba que, desde pequeño siempre quiso ser sacerdote y se esforzó mucho hasta que, venciendo múltiples obstáculos, recibió el ministerio en la catedral de Managua.

Tuve la oportunidad de convivir con él durante diez años en La Romana. Puedo decir, que llegué a conocerle un poco y acogerle como un hermano más que Dios me daba.

Uno de los recuerdos más entrañables que tengo del P. Elías es la  ternura con la que preparaba el pesebre de Navidad y el monumento de jueves santo en la parroquia de Cristo Rey. Le gustaba que quedaran bellos para que la gente pudiera disfrutar. Era un modo especial de mostrar su amor a la Iglesia, a la gente.

Guardaba en su habitación muchos recuerdos –sólo Dios podría hacer un buen inventario-. El solideo que le firmó en cardenal Obando, el cáliz que le regaló el cura de su pueblo natal, la colección de estolas, su hábito escolapio y muchas fotos de los mejores momentos de su larga vida.

Le recordamos con su mejor cara, con sus refranes y sus bromas irónicas. Lo podemos ver disfrutando del jardín que con tanto cariño hizo en la parroquia; pero sobre todo, le recordaremos celebrando la Eucaristía , la gran pasión de su vida.

Se nos fue poco a poco, suavemente,  como la brisa suave que el profeta Elías sintió en el monte.

Que Dios acoja a este buen hermano y sacerdote escolapio.

Javier Alonso

 

Sacerdote para los mas pequeños

image

Eran las 10de la mañana cuando la práctica totalidad de los religiosos que tienen misión en Venezuela, el P. Federico, de la Comunidad de León, la Congregación Provincial, sacerdotes diocesanos, y un gran pueblo de Dios en Maracaibo, acompañaban en la entrada a la Parroquia de san Ignacio a Luis Alberto y a Mons. Ubaldo, arzobispo de Maracaibo.

Hoy todo han sido acción de gracias al Señor, Luis Alberto Hernández Cardozo, religioso escolapio, zuliano, de nuestra Comunidad de León (Nicaragua) ha sido ordenado Presbítero.

Para nuestra Provincia centroamericana y caribeña, ha sido un gran día. Hacía años que no teníamos ocasión de celebrar una fiesta así en Venezuela. Y hoy hemos gozado todos. Por supuesto Luis y sus papás, los escolapios, los jóvenes que se hacían notar en el templo, los fieles de la Parroquia de San Ignacio. Hoy nos hemos alegrado de escuchar los testimonios de Tailo y su llamado a ser “sacerdote con olor a patio y salón” y de Juan Alfonso que nos recordó los inicios de Luis en la Escuela Pía. Monseñor Ubaldo nos ha hablado del escolapio que ha de ser “alfombra y puente” mencionando al momento de la postración. Llamado por el Señor desde el principio para servir a la Iglesia.

Hoy, nos gusta compartir con todos los que hemos vivido la celebración y con todos los que se han acercado a este humilde blog de la Provincia, la alegría de saber que “El Señor ha estado grande con nosotros”, y por eso “estamos alegres”. Y lo queremos compartir con todos. Seguimos pidiendo al Señor que tantos jóvenes llamados, sean fuertes para contestarle. Felicidades Luis Alberto

image

image

image

image

image

image

image