Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Inicio » Posts tagged 'Orden de las Escuelas Pías'

Tag Archives: Orden de las Escuelas Pías

El P. General y su Asistente por América visitaron nuestra presencia de Costa Rica

VisitaPGenCR (5).jpg

Del 5 al 13 de septiembre el Padre General, acompañado del Asistente General por América, Francisco Anaya, se encuentra realizando la segunda parte de la Visita Canónica a las presencias de la Provincia de Centroamérica y Caribe en Costa Rica y Nicaragua. En una primera etapa costarricense se ha reunido con el Equipo Directivo del Calasanz de San José, y ha charlado amigablemente con los niños de Primaria del Centro y representantes del estudiantado. También ha tenido oportunidad de dialogar con el equipo pedagógico y los jóvenes de la ciudad Hogar Calasanz.

Ver más imágenes de la visita

VisitaPGenCR (1).jpg

Historia de la Orden de las Escuelas Pías (Manual)

Con frecuencia volvemos la mirada a las fuentes fundacionales de nuestro carisma, y hemos de seguir haciéndolo para que nuestras obras y trabajos vivan del impulso vocacional de San José de Calasanz y no se desvíen de la misión que la Iglesia nos tiene encomendada. Pero también la historia de nuestro Instituto, es decir, las aplicaciones y el desarrollo de la vocación escolapia, que los Escolapios han venido haciendo a lo largo de varios siglos, nos enseña algo sobre nuestro carisma. Como afirma el Concilio Vaticano II (PC, 2b), también las “sanas tradiciones” constituyen el “patrimonio del Instituto”, junto al “espíritu y propósito propios de los fundadores”.

Así, pues, no sólo la curiosidad justifica el estudio de nuestra historia, curiosidad por cierto muy laudable por tratarse del legado de nuestros antepasados. Hay también una razón teológico-espiritual para interesarnos por esa historia. A lo largo de estos tres siglos y medio, el carisma de Calasanz ha ido desplegando varias de sus potencialidades para adaptarse “a las cambiadas condiciones de los tiempos» (PC, 2). Adaptación que hoy día debe seguir produciéndose, ya que el carisma es algo vivo y que, al menos en nuestro caso, no caducará mientras la humanidad exista.

Invito, pues, a todos los que se sientan atraídos por el carisma educacional de San José de Calasanz a conocer no sólo la mente y propósitos del Fundador, sino también las realizaciones que los Escolapios han ido llevando a cabo a lo largo de la historia para mantener viva y operante la inspiración que Calasanz recibió. En el conjunto de esas adaptaciones no ha estado ausente, sin duda, la acción del Espíritu Santo. Discernir entre lo que constituye verdaderas “adaptaciones” y “sanas tradiciones” de lo que no lo sea es ahora tarea nuestra, ya que también nosotros disponemos del don del Espíritu.

La historia de una Orden como la nuestra, aunque no se cuente entre las mayores, ha de presentarse, sin duda, como larga y compleja. Su estudio requiere, por tanto, numerosos historiadores y laboriosas investigaciones. Mi labor se ha limitado, más bien, a recopilar datos y a hacer síntesis, con el fin de que en poco tiempo cualquier persona interesada pueda alcanzar una idea lo más precisa posible, aunque global, del desarrollo de nuestra vocación a lo largo de varios siglos y en circunstancias muchas veces diferentes.


Pulse aquí para ver “Historia de la Orden de las Escuelas Pías (Manual)”

Propuestas finales de la Asamblea de la Juventud Escolapia al Conjunto de las Escuelas Pías

Presentación1.png

Queridos hermanos jovenes, hermanos de la Fraternidad de las Escuelas Pías y religiosos escolapios: Os presentamos las propuestas que queremos ofrecer al Conjunto de las Escuelas Pías. Las englobamos dentro de ocho grandes áreas de la vida y misión de la Orden. Agradecemos la confianza puesta en nosotros y ofrecemos también nuestro compromiso para llevarlas adelante… Para leerlo completo o descargar pulse aquí

Asamblea de la Juventud Escolapia y Movimiento Calasanz, Oaxaca, del 14 al 20 de julio de 2019

AJE Oaxaca 2019 (13).jpg

Participar en la Asamblea Juvenil Escolapia fue una experiencia única donde nos reunimos por primera vez toda la comunidad escolapia del mundo para escuchar la voz de nuestros jóvenes.

El P. General Pedro Aguado, inició la asamblea con 4 palabras; vivir, discernir, proponer y asumir, que son los verbos que toda la familia escolapia debemos vivir. Y nos dijo a los jóvenes que no aceptemos nada menos que a Cristo y que la comunidad de Padres Escolapios, la Fraternidad, el Movimiento Calasanz, nuestras escuelas, voluntariados, fundaciones, no podemos ofrecer nada menos que a Cristo.

AJE Oaxaca 2019 (6).jpg

Escuchamos la realidad de nuestros continentes, reflexionamos de forma divertida la Exhortación Apostólica ” Cristo Vive”, tuvimos talleres, celebraciones eucarísticas, momentos de oración, excursiones, visitamos y compartimos con unas de las casas “Ciudad de los Niños”, donde vivimos la experiencia de compartir con 40 niños y niñas de diferentes edades, para llevarles un momento de alegría y nosotros salimos de allí con la gran satisfacción de habernos convertido en niños otra vez, recibimos abrazos, besos y sonrisas.

Resultó muy edificado ver como rompimos las barreras del idioma y nos pudimos comunicar y compartir, como si nos conociéramos de toda una vida, mostrando que indiscutiblemente Cristo, María y Calasanz nos unen como una sola familia que ora, baila, ríe, reflexiona y construimos juntos, sin importar la edad y su rol, la Escuela Pía del siglo XXI.

En la reunión del Movimiento Calasanz vimos cuantos somos, nuestra realidad, en lo que somos diferentes e iguales. Y pusimos nuestros oídos en las propuestas de nuestros jóvenes.

 

El Padre General nos pidió a todos que no dejáramos de soñar y que la comunidad de religiosos, fraternos, catequistas, guías y monitores no les robemos los sueños a nuestros jóvenes, ni dejemos de soñar, que recordemos que nuestros jóvenes nos han gritado, queAJE Oaxaca 2019 (39).jpg quieren que les acojamos, acompañemos, escuchemos, los veamos en sus procesos, pero sobre todo que seamos reflejo del amor de Cristo al estilo de Calasanz.

En definitiva, estos días han sido inolvidables… Pulse aquí para ver más fotografías

Encuentro de Nuevos Superiores Mayores Escolapios

a-IMG_1463-e1562699068431

Desde el día 8 hasta ayer, 12 de julio, hemos podido congregarnos en la Casa General los nuevos Superiores Mayores, elegidos en los Capítulos Provinciales que se han celebrado en este último tiempo. El encuentro ha estado marcado por la alegría del encuentro, por la puesta en común de las dificultades y oportunidades, y nos ha permitido animarnos en esta tarea que la Escuela Pía, en los diferentes lugares, nos encomienda.

En un primer momento hemos podido presentar, en breves rasgos, la situación de cada demarcación. Desde Centroamérica y Caribe, hemos planteado los retos que supone la pluralidad de países y culturas, los contextos políticos, sociales y económicos en los que desarrollamos nuestra misión, el trabajo que llevamos adelante en contextos populares, los nuevos dinamismos que ha implicado el trabajo en equipo en algunas áreas, y el impulso que queremos dar al ámbito del sujeto escolapio, desde la Pastoral Vocacional y la Integración Carismática.

Hemos profundizado en el necesario trabajo en equipo, y el ejercicio de la autoridad, en los nuevos tiempos que requieren nuevos liderazgos, en el acompañamiento y cuidado personal de los Superiores Mayores, y las formas en las cuales cada uno ha ido integrando en su dinámica de vida esta nueva responsabilidad.

a-IMG_1948-e1562699041505

Hemos recibido los aportes de la H. Carmen Sammut, Superiora General de las HH. Misioneras de Nuestra Señora de África; el P. Arturo Sosa, P. General de los Jesuitas, y P. Michael Brehl, P. General de los Redentoristas. Sus aportes han sido significativos para ubicar nuestra tarea de animación en el cambio de época que vivimos,y para los retos que plantea la transformación de la Iglesia “en salida” que impulsa el Papa Francisco.

Son diversos los desafíos que plantea la autoridad en la Vida Consagrada actual. Vemos necesario el trabajo en equipo, por proyectos que dinamicen y garanticen la fidelidad carismática, que animen a la integración de quienes forman parte del sujeto escolapio.

Agradecemos a Dios la oportunidad del encuentro, que nos hace sentir aún más parte de la Orden y nos impulsa a realizar con audacia nuestra labor.

A los pies de Calasanz, en San Pantaleo, ponemos la vida de todos nuestros hermanos, todas nuestras comunidades y presencias, y pedimos por su intercesión para que podamos seguir dando vida a quienes más lo necesitan.