Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Inicio » Sin categoría (Página 2)

Archivo de la categoría: Sin categoría

Info #CACaribe ene-mar 2022

La Demarcación comparte las novedades de enero a marzo del año en curso

Renovación de votos simples en Costa Rica

Luis Castillo, Julio Andrade y Miguel Suleiman

En esta fiesta de la Vida Consagrada, tres de los juniores de nuestra Provincia de Centroamérica y Caribe, específicamente José Miguel Suleiman, Luis Castillo y Julio Cesar Andrade han renovado sus votos simples, con el deseo de continuar llevando el mensaje del Evangelio al estilo de San José de Calasanz. Tú también estás llamado a responder generosamente a la llamada de Dios, ánimo.

Ser escolapio para el P. Daniel Toro, SchP

Con motivo del inicio del Año Vocacional Escolapio en nuestra Provincia, el P. Daniel Toro de la Provincia de Nazaret, nos anima a escuchar la voz del Señor que nos llama en los niños y jóvenes.

Muy pronto…

Muy pronto nos vamos a encontrar y queremos que estés presente en el Encuentro Provincial de Jóvenes Online

Ser Escolapio: P. Federico Calcáneo

Ser escolapio es un apartado donde los religiosos y laicos que siente el “Nosotros, escolapios, religiosos y laicos, nos sentimos «cooperadores de la verdad», como San José de Calasanz y enviados por Cristo y la Iglesia a evangelizar educando”, experimentan estas palabras desde las entrañas, y lo van viviendo desde ser religioso, o ser laico: dos vocaciones, una misión.

Para esta primera cita, compartiremos la siguiente experiencia la vocación y misión escolapia desde la Vida Consagrada, esperamos la disfruten:

P. Federico entres los estudiantes

Nombre: Federico Alfonso Calcáneo Astúa de San José de Calasanz / Edad: 49 años / Lugar de nacimiento: San José, Costa Rica / Presencia Escolapia donde vive: Colegio Calasanz de León, Nicaragua

  • De lo Escolapio, ¿Qué le motivó a ser de ellos?

Cuando leo esta pregunta, se me viene a la mente, algunos escolapios en quienes veía, su entrega, su pasión, su amor y su alegría de lo que eran, y de su trabajo; sobre todo y en mi caso particular, a los que se encontraban con los jóvenes de la Ciudad Hogar Calasanz. Aquí tuve la oportunidad de vivir la experiencia de formar parte del claustro del colegio nocturno; aquí experimenté, la enseñanza que recibí de muchos padres escolapios en el Calasanz de San José, Costa Rica; ese educar y darse por los jóvenes con muchas necesidades, no solo económica; me llamó mucho la atención.

  • Con cierto camino recorrido en las Escuelas Pías: ¿Qué le sigue motivando?

Hoy en día, me sigue motivando esa misma semilla que se sembró y se fortaleció en la Ciudad Hogar Calasanz: el servicio, la enseñanza a los necesitados, el disfrutar de la alegría de aquellos, que son muy felices; en lo poco que tienen materialmente; en los que abren los brazos, para abrazar sin buscar ni esperar nada a cambio; en los que te regalan una sonrisa haciendo olvidar tus preocupaciones, tu cansancio, tu estrés y las muchas cosas que nos bailan por la cabeza. Y claro está, de servir a Dios, a través de nuestro carisma, que llena y satisface. Además, de la amistad, la fraternidad de los hermanos de comunidad, que son muy importantes para la misión y para la propia vida de uno.

  • ¿Qué mensaje daría a los jóvenes que están con la inquietud de ser religiosos escolapios? ¿Qué le diría a los Juniores Escolapios?

Para aquellos, que están llevando algún proceso de acompañamientos vocacional, lo que puedo decir es “lanzarse al agua”, es decir, dejarse llevar por ese primer llamado; la única forma de verificar la inquietud, es en vivo, de empaparse, de disfrutar y de imbuirse en la vida escolapia; esta experiencia permite clarificar, comprobar, degustar, o definir el futuro.

A los juniores, animarles a mantenerse firmes en el camino que el Señor les ha mostrado, en la vida escolapia; fortalecerse en la oración; buscar el apoyo de los hermanos; disfrutar del trabajo con los pequeños, los jóvenes, de la vida fraterna que ofrece la comunidad; y lo más importante aprovechar cada oportunidad en que sientan a Calasanz.