Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Inicio » Managua

Category Archives: Managua

Estar en el mundo sin ser del mundo

silvioLes compartimos la homilía que pronunció Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua el  pasado domingo y en el contexto de la incertidumbre que vive Nicaragua en las últimas semanas. En este momento, la Iglesia debe estar acompañando al pueblo de Dios en sus legítimas peticiones, siempre en un clima de diálogo y paz.

Queridos hermanos y hermanas:

1. Nos reunimos hoy en el Día del Señor para celebrar la presencia de Jesucristo Resucitado en medio de nosotros, en nuestros corazones y en nuestra historia. Estamos con el corazón lleno de dolor por tantos jóvenes asesinados cruelmente por la dura represión y estamos con la conciencia llena de incertidumbre ante el futuro de nuestro país. Sin embargo, más allá de todo brilla en nuestro espíritu la certeza de la presencia y del poder de Jesús, «que ha triunfado sobre el pecado y la muerte y está lleno de poder (…). Su resurrección no es algo del pasado; entraña una fuerza de vida imparable que ha penetrado el mundo. Donde parece que todo ha muerto, por todas partes vuelven a aparecer los brotes de la resurrección» (Evangelii Gaudium, 275-276).

 2. Hoy hemos escuchado a Jesús en su último coloquio con el Padre antes de su pasión, orando por sus discípulos: «Padre Santo, cuida en tu nombre a los que has dado» (Jn 17,11). Jesús le pide al Padre que mantenga a sus discípulos en sus manos, los cuide, los rodee con su amor. Estamos en buenas manos, las manos del Padre del Cielo. A continuación le dice también: «No te pido que los retires del mundo, sino que los guardes del Maligno» (Jn 17,15). Jesús quiere que los cristianos no vivan aislados ni indiferentes ante los dolores y las alegrías del mundo. La historia de la humanidad es el hogar de los cristianos, del que no pueden renegar y del que no pueden ni deben huir. Jesús quiere que vivan en el mundo.  Solo le pide al Padre que los guarde del Maligno, que les de sabiduría y fortaleza para que no sean ingenuos dándole fuerzas al mal, para que no traicionen su fe siendo cómplices del mal y para que no claudiquen jamás haciéndose agentes de las fuerzas del mal.

 3. Jesús luego pide al Padre: «Como tú me has enviado al mundo, yo los envío al mundo» (Jn 17,18). Jesús Resucitado no esta física y materialmente visible. Son sus discípulos los que lo harán visibles, enviados por Jesús como él mismo fue enviado por el Padre. La existencia de los cristianos adquiere carácter de envío, de misión. Todos tenemos una responsabilidad ineludible en comprometernos por llevar adelante el proyecto de Dios en el mundo.  Los cristianos estamos llamados a ser hombres y mujeres que construyen la paz y han hecho de la misericordia su estilo de vida. Al mismo tiempo, no podemos rehuir a nuestro compromiso de solidaridad y defensa de los más pobres, los más desvalidos y vulnerables, las víctimas de los sistemas injustos, del mundo del descarte y de la indiferencia. Jesús nos quiere en medio del mundo para que nos opongamos valientemente contra sistemas sociales, económicos y políticos que solo favorecen los intereses de los poderosos y oprimen y violentan a las grandes mayorías. Jesús nos quiere en el mundo para que alcemos la voz y nos comprometamos por una justicia que no deja fuera a nadie, que se nutre de la riqueza de la diversidad humana y se expresa en el respeto a la dignidad de los derechos de cada persona humana.

 4. En este momento en Nicaragua «estar en el mundo sin ser del mundo» exige no ser neutrales. Quien en una situación de injusticia social y de represión criminal, como la que vivimos elige el camino de la pasividad y enarbola la bandera hipócrita la imparcialidad, se vuelve cómplice, cómplice del mal. Hoy muchos se llenan la boca hablando de tranquilidad y de paz. ¡Cuidado! No promovamos la paz de los cementerios ni la de los esclavos sometidos. La paz que anhelamos y que queremos construir es la paz de Jesús, una paz que pasa por la tensión y los conflictos con quienes odian la paz. La paz de Jesús tiene un precio: la cruz. Quien quiera hoy la paz, no puede simplemente pronunciar discursos huecos y ambiguos de pacificismo descafeínado. Quien quiera la paz hoy debe mostrar que está dispuesto a exponerse, estar dispuesto a ser calumniado, amenazado e injuriado por ponerse del lado de las víctimas de la violencia y condenar a quienes agreden y matan porque tienen las armas. Quien quiere la paz debe luchar por la justicia.

 5. Estamos a las puertas de un «Diálogo Nacional», frente al cual el gobierno de Nicaragua no ha dado signos claros de buena voluntad de querer enrumbar al país por un nuevo sendero de justicia, paz y democracia. Sin embargo, la Iglesia no puede no acompañar este último esfuerzo racional como solución del grave conflicto que vivimos. Vamos a buscar la paz, pero dejando claro que «ya no se trata de alcanzar un consenso de escritorio o una efímera paz para una minoría feliz, ni de un proyecto de unos pocos para unos pocos» (Gaudete et Exsultate, 89). Se equivoca quien cree que este diálogo es para volver a la frágil, artificial y mentirosa «tranquilidad» que vivíamos hace un mes. Se equivocan quienes creen que este diálogo es simplemente para sofocar las reivindicaciones sociales que los estudiantes y el pueblo entero está reclamando. «La dignidad de la persona humana y el bien común están por encima de la tranquilidad de algunos que no quieren renunciar a sus privilegios» (Evangelii Gaudium, 218).

 

6. El momento es delicado. Por eso no debemos dejarnos llevar por la emoción, la ira, la precipitación irresponsable, el miedo y mucho menos por la violencia. ¡Jamás la violencia! Nada violento. Ninguna violencia. Por eso tenemos que practicar más que nunca el discernimiento, «educándonos en la paciencia de Dios y en sus tiempos, que nunca son los nuestros. Él no hace caer fuego sobre los infieles (cf. Lc 9,54), ni permite a los celosos «arrancar la cizaña» que crece junto al trigo (cf. Mt 13,29)» (Gaudete et exsultate, 174). Ni violencia ni intolerancia. Pero sí sabiduría y perseverancia, fuerza y claridad. Nunca abuso ni agresión a nadie. «También se requiere generosidad, porque hay más dicha en dar que en recibir (Hch 20,35). No se discierne para descubrir qué más le podemos sacar a esta vida, sino para reconocer cómo podemos cumplir mejor nuestra misión en la vida hasta darlo todo» (cf. Gaudete et exsultate, 174). Los jóvenes que han ofrendado su vida por Nicaragua nos han dado un ejemplo digno de imitar. «Hace falta pedirle al Espíritu Santo que nos libere y que expulse ese miedo que nos lleva a vedarle su entrada en algunos aspectos de la propia vida» (Gaudete et exsultate, 175).

 

7. Recordemos el evangelio de hoy. No huyamos del mundo, estemos en el mundo; no tengamos miedo de estar en el mundo, pero no seamos del mundo. Es la consigna de Jesús. En el mundo pero iluminados con su Palabra y guiados por su Espíritu. Él nos sostiene y acompaña son su presencia amorosa y su permanente y poderosa intercesión. Jesús nos revela hoy que estamos seguros, que podemos tener confianza e ir al mundo en su nombre, pues estamos sostenidos tiernamente por las manos del Padre del Cielo. Que la Virgen María, que sabía estremecerse de gozo en la presencia de Dios, que conservaba como un tesoro la Palabra en su corazón y que se dejó atravesar por la espada compartiendo con su hijo el dolor por amor a la humanidad, nos enseñe el camino de la sabiduría y nos proteja con su amor de Madre.

 Silvio José Báez, o.c.d. Obispo Auxiliar de Managua

Tiempo de gracia

Ordenación sacerdotal de Pablo Antonio López

IMG-20170923-WA0029_resizedNuesta Provincia vive un tiempo de gracia y fecundidad vocacional.

El sábado 23 de septiembre, recibió el sacramento del orden sacerdotal, el escolapio Pablo Antonio López en la bella ciudad nicaragüense de Masaya, de dónde es oriundo.

La celebración fue presidida por el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez que curiosamente, también es de Masaya y fue ex-alumno del ITAC de Costa Rica en su etapa de formación inicial con los carmelitas.

Pablo fue acompañado por los escolapios de Nicaragua y algunos que vinieron de otros países, además de un buen grupo de jóvenes del Movimiento Calasanz del país.

La ordenación de Pablo es la primera de las cuatro que viviremos en este tiempo. El 30 de septiembre, José Alejandro Peña en Valencia (Venezuela), el 7 de octubre, Fredy Araujo en La Quebrada (Venezuela) y el 21 de ocubre, Alain Poudy en Cap Haitiene (Haití).

Muchas bendiciones para todos ellos y que Dios les conceda mucha fidelidad y entrega al servicio de la Iglesia en las Escuelas Pías. Que su compromiso sirva de llamada para muchos más jóvenes que desean entregar su vida a los demás.

 

Formando líderes escolapios

Liderazgo escolapio e innovación educativa.

liderazgo-escolapioCalasanz creó un nuevo modelo de organización escolar que se se recoge en las Constituciones y Reglamentos de las Escuelas Pías, así como en las numerosas cartas que escribía a los religiosos dándoles orientaciones de cómo llevar bien las Escuelas.

En estos escritos, Calasanz da mucha importancia al superior de la casa. No sólo era el rector de la comunidad sino el ministro local de las escuelas; es decir, el director. Quería que fuera una persona íntegra, de profunda vida interior y de conducta ejemplar. Además que tuviera cualidades para el buen gobierno.  Estaba convencido que el buen funcionamiento de un colegio, es imprescindible que haya buenos líderes al frente del colegio y que estén identificados con la misión y visión.

Entre el personal que hay en nuestras obras educativas hay grandes educadores con un gran potencial para el liderazgo. Si somos capaces de transmitir la pasión por la misión escolapia y los acompañamos bien, podremos asegurar la calidad y significatividad de nuestras obras.

El Capítulo Provincial nos encargó la misión de formar a nuestros líderes actuales y detectar otros, que podrían serlo en un media plazo. Por ello, este curso escolar se ha iniciado la primera fase del Curso de liderazgo escolapio con 35 personas de Venezuela, 14 de Nicaragua y 25 de Costa Rica.

Es un curso que tiene la finalidad de fortalecer la identidad calasancia de nuestras  obras e impulsar programas de innovación educativa. Además, se ofrecen herramientas para ejercer un liderazgo proactivo y compartido.

Confiamos que el proceso iniciado mejore significativamente la calidad de nuestra oferta educativa.

curso-liderazgo-29

GRUPO DE VENEZUELA: Caracas, Valencia, Barquisimeto, Carora y Maracaibo

20160903_201107_resized

GRUPO DE NICARAGUA: Managua y León

img_5585

GRUPO DE COSTA RICA: Colegio Calasanz y Hogar.

Envío monitores Movimiento Calasanz

IMG_5364Con motivo del tiempo de Pascua, se llevó a cabo con el profesorado y los estudiantes de la colegio Calasanz de Managua, una Eucaristía para celebrar la Resurrección del Señor.

Fue el marco propicio para realizar el envío de un grupo de estudiantes y profesoras que colaboran como monitores en los diferentes grupos del Movimiento Calasanz; realidad que va tomando fuerza en nuestra presencia escolapia.

 

Final de curso en Managua

MIES-2INFANCIA ESCOLAPIA. El pasado 3 de Noviembre del presente año se realizo una divertida tarde de agua con la cual se dio por concluido los encuentros de MIES. Seguidamente se realizo un pequeño ágape entre los pequeños y monitores del grupo. HASTA EL 2016! Por otra parte el pasado 13 de Noviembre se llevo a cabo la eucaristía de fin de curso con niños de 5to y 6to grado.

COMUNIONPRIMERAS COMUNIONES: Como parte del trabajo pastoral y de acompañamiento de nuestros alumnos, se llevo a cabo la celebración del sacramento de la Eucaristía a los alumnos que habiendo expresado su deseo de recibir a Jesús en sus vidas se prepararon para tal fin. Buscarle siempre a Él, alimentarnos de Él, encontrarnos con El. Fueron las palabras que dirigió el Padre Yefrin Vargas a estos jóvenes y sus familias durante la misa de prima comunión.

CONFIRMACIONES. Luego de una intensa preparación basada en la oración, la eucaristía, la vivencia de la fe como grupo, nuestros jóvenes caminantes  vivieron con mucha alegría el Sacramento de la Confirmación.
Con una emotiva celebración eucarística, Mons. Silvio José Báez, insto a nuestros jóvenes a vivir la experiencia del Espíritu que inicia con nuestro Heme aquí Señor, a ejemplo del joven Samuel.

confirma3

PASTORELA DE PREESCOLAR. El pasado viernes 20 de Noviembre los Niños de preescolar celebraron con una bella pastorela el Nacimiento de Jesús. Dicho acto conto con la participación de padres de familia, maestros y el rector de la comunidad escolapia, Padre José María Sacedón.

PASTORELA

 

 

 

Proyectando la misión escolapia hacia el 2018

Poco a poco vamos organizando y proyectando nuestra misión escolapia desde las claves que aprobamos en el Capítulo Provincial del 2015. La complejidad geográfica de la Provincia nos exige creatividad y dinamismo para trabajar con un sentido de comunión y a la vez, que nuestra propuesta sea respetuosa con las diversas realidades en las que trabajamos: 5 países, 7 nacionalidades, 12 presencias, 14 centros educativos, 9 parroquias, 29 capillas, 10 centros culturales y 1 internado.

En estos días se han constituido dos equipos en Nicaragua: pedagogía y pastoral con miembros de las dos presencias que tenemos en el país: Managua y León.

Se ha elaborado  una programación conjunta de las  dos presencias para el año 2016. Queremos dar una respuesta  a los grandes desafíos que tienen nuestras escuelas en Nicaragua:

  • Crecer en sentido de pertenencia a las Escuelas Pías.
  • Mejorar nuestra propuesta evangelizadora.
  • Impulsar programas educativos innovadores.
  • Dar mayor participación a las familias.
  • Cuidar la comunidad cristiana escolapia
20151104_132045

Equipo de Pedagogía con el P. Adrián como coordinador

20151105_125649

Equipo de Pastoral con Luis Alberto como coordinador

20151104_131931

Equipo directivo de Managua

20151104_131953

Equipo directivo de León con el P. Cuevas.

Convivencia vocacional

La experiencia de búsqueda y encuentro de la voluntad de Dios en Calasanz y en nuestras vidas.

El día 9 de agosto del presente años, tuvo lugar una convivencia vocacional en donde los momentos de oración, canto, compartir mutuo y la santa eucaristía, permitieron adentrarnos en la llamada que Jesús hace en nuestras vidas.

Esta vivencia contó con el apoyo y participación de la comunidad escolapia de Managua, la cual al finalizar la convivencia compartió con los jóvenes un ágape.

managua