Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Inicio » Escuelas (Página 2)

Archivo de la categoría: Escuelas

Elementos Calasancios: 03/Misión compartida

DESCARGA PDF (ESP)

Orientación por la que se posibilita la corresponsabilidad abierta a los seglares con los que trabajamos juntos. Desarrollo de un “laicado escolapio” con el que se comparte carisma y misión calasancias y con el que se forman comunidades cristianas en referencia a nuestras Obras.

Para dar estabilidad y consistencia a las Escuelas Pías, Calasanz se rodeó de un buen número de maestros; algunos contratados, otros voluntarios. Se convenció pronto que una buena solución para mantener la motivación de los maestros era cohesionar el grupo dándole una estructura de vida común. 

Iniciadas ya las escuelas, en 1602 Calasanz abandona el palacio Colonna y se traslada a vivir con sus colaboradores. Nos consta que ya en 1604 hay una comunidad de 18 personas (7 sacerdotes y 11 seglares) que viven juntos con un cierto grado de convivencia: comida en común, comunión de bienes y una misma tarea. Su estilo de vida era muy parecido a una congregación religiosa, pero sin el vínculo jurídico de los votos. De este grupo, doce eran asalariados. Después de unos años, sólo perseveraron José de Calasanz y Gaspar Dragonetti. De 1601 a 1612 Calasanz tuvo 73 colaboradores, de los que ocho murieron, 5 dejaron la obra y sólo uno vistió el hábito con Calasanz en 1617.

En la práctica, la fidelidad de los maestros seglares era bastante difícil; sobre todo, si tenían la exigencia de la estricta vida común que exigía el reglamento de la Congregación Paulina. Después de una efímera unión con la Congregación de la Madre de Dios, la Providencia le llevó a fundar la primera congregación religiosa católica dedicada a la educación popular. 

El fundador mantuvo la relación con algunos maestros seglares como el caso de Bonaventura Serafellini, un calígrafo de gran prestigio que comenzó a trabajar en las Escuelas Pías siendo soltero; más tarde se casó y continuó con un contrato que le aseguraba su permanencia en las escuelas. Francisco Selvagi colaboró como maestro de caligrafía, pero enviudó y fue acogido en la casa religiosa hasta su muerte. Otros laicos también tuvieron un gran protagonismo; sobre todo, en el periodo fundacional de las Escuelas Pías. 

Es muy interesante profundizar en la actitud que tenía Calasanz ante los laicos (padres de familia y colaboradores) y que se manifiesta en sus numerosas cartas. 

Para ver el documento, pulse visualizar/descarga

Elementos Calasancios: 02/La opción por los pobres

Orientación de fondo de nuestra acción por la cual abrimos nuestras Obras a quienes más lo necesitan, educamos desde la perspectiva del pobre, ofrecemos nuestra propuesta educativa a quienes no tienen posibilidad de acceso a la educación formal y procuramos responder al reto que nos plantean las nuevas pobrezas que afligen a los niños y jóvenes.

El 17 de marzo de 1646 llegó a San Pantaleón don José Palamolla, secretario del cardenal vicario Ginetti, y ante la comunidad reunida en el oratorio de San Pantaleón leyó un breve apostólico por el cual, el Papa ordenaba la reducción de la Orden de las Escuelas Pías; un decreto que condenaba una obra tan beneficiosa para los pobres a la práctica extinción.

No entramos en las razones concretas por las que se emitió el decreto; pero sí la actitud que tuvo el santo Calasanz ante noticia tan desoladora. Tenía conciencia de que era un decreto injusto: Con la presente, le advierto a VR que, aunque le escriban que nuestra religión será destruida, no dé crédito a tales noticias, porque esperamos que Cristo bendito y su Madre Santísima estarán de nuestra parte y desbaratarán todas las maquinaciones de los adversarios. (EP 4344).

La misma tarde de la lectura del decreto, escribe una carta a varias comunidades en la que comunica la fatal decisión del Papa y anima a los religiosos a seguir adelante en la misión: No dejen de continuar con alegría el Instituto y de estar unidos y en paz, esperando que Dios lo remediará todo. (EP 4342). 

Para ver el documento, pulse para visualizar/descargas

Elementos Calasancios: 01/Centralidad de niños y jóvenes

Elementos Calasancios: 01/Centralidad de niños y jóvenes

Orientación fundamental por la cual la formación, la plena realización humana y cristiana y la felicidad de los niños y jóvenes constituyen el núcleo de nuestra Misión.

El filósofo Blaise Pascal (1623-1662) contemporáneo de Calasanz, expresa lo que la mayoría de la sociedad del siglo XVII pensaba de la infancia: “En cuanto los niños empiezan a tener razón, no se nota en ellos más que ceguedad y flaqueza: tienen el espíritu cerrado para las cosas espirituales y no pueden comprenderlas. Por el contrario, tienen los ojos abiertos para el mal; sus sentidos son susceptibles de toda corrupción y tienen un peso natural que a ello condice”. Es una visión muy negativa del niño que también compartían otros pensadores de la época: Montaigne, Luis Vives, Thomas Hobbes (Cubells:65).

Calasanz adquiere un conocimiento muy profundo de los niños a través de la experiencia directa que tiene con ellos y de una plena confianza en las potencialidades que tienen como hijos de Dios con una vocación de plenitud. Su experiencia de fe le ayudó a descubrir en los niños la imagen de Dios, la persona de Cristo de tal modo que escribe: Me gusta servir a los niños pobres porque en ellos veo a JesucristoSi los nuestros que han ido a ese país (Alemania) tuviesen en cuenta de lo que se hace a un pobre niño lo recibe Jesucristo en su propia persona, estoy seguro de que pondrían mayor diligencia

Considera que en los niños pobres está la presencia viva de Jesucristo tal como lo recordaba en las Constituciones citando el evangelio: “Lo que hicisteis con un hermano mío de esos más pequeños, conmigo lo hicisteis”. (CC nº 4). 

Para ver documento completo, pulse en visualizar/descargar

Comunicado a todas las comunidades educativas de Venezuela ante la convocatoria al paro docente realizado por el gremio del sector público

Provincia Caribe

A TODO EL PERSONAL DIRECTIVO, DOCENTE, ADMINISTRATIVO Y OBRERO DE NUESTROS CENTROS EDUCATIVOS EN VENEZUELA
A NUESTRAS COMUNIDADES EDUCATIVAS EN VENEZUELA
A TODA LA OPINIÓN PÚBLICA

En el nombre del Señor, un saludo afectuoso a todos aquellos que forman parte de nuestros centros educativos en Venezuela. Una vez más, reciban nuestro más grande agradecimiento por el trabajo que vienen realizando en medio de las adversas situaciones que vivimos en el país.

Nuestro mensaje lo dirigimos en momentos en los que el gremio docente del sector público ha hecho un llamado a la paralización de las actividades administrativas y académicas, al que se han unido algunos otros gremios de servicio del país, partidos políticos y otras organizaciones. Esto, debido a las condiciones de infravaloración de la profesión docente, manifestada en salarios que no garantizan la mínima supervivencia, y que afecta directamente a quienes forman parte de los colegios que están suscritos al convenio MPPE-AVEC.

Por esta situación, nos vemos en la necesidad de comunicar nuestra posición como colegios escolapios de Venezuela, responsable de la educación de más de 3.000 niños, niñas y adolescentes, en sectores mayoritariamente populares y con una propuesta educativa y pastoral que nos identifica como institución eclesial y generadora de los valores fundamentales de la persona humana.

Es de nuestro deseo comunicarles:

  1. Nuestro agradecimiento a todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativa que, en estos momentos, mantienen la acción educativa y pastoral en nuestros centros, aun cuando hay legítimas demandas que deben ser atendidas urgentemente por los organismos del Estado, y que podrían justificar la ausencia.
  2. Nuestra convicción de que una escuela abierta es un espacio de construcción de la ciudadanía, tan necesaria en la crisis actual. Sin menoscabar el derecho al paro como forma de manifestación pacífica, garantizado en la legislación nacional, estamos convencidos de que sólo educando y evangelizando podemos transformar la sociedad. Por esta razón, seguimos afirmando que es necesario mantener nuestras escuelas abiertas.
  3. Las situación actual de nuestros docentes que están en instituciones
    subvencionadas, consecuencia de la situación del gremio docente del sector
    público, es una oportunidad educativa para concientizar a la comunidad
    circundante de la necesidad de maestros que tengan calidad de vida, de
    edificaciones aptas para desarrollar su misión, de estudiantes que vienen con
    sus estómagos vacíos; de familias en situación económica crítica, de la alta fuga
    de profesionales hacia otras áreas de trabajo o hacia el exterior… pero
    principalmente, de la convicción de las Escuelas Pías de Centroamérica y Caribe
    de mantener nuestras escuelas abiertas. Es una opción de vida que se
    materializa en el número de religiosos y laicos que siguen educando, y que nos
    permite aportar nuestro grano de arena a la construcción de la nueva
    Venezuela.
  4. Nuestros esfuerzos por generar la ayuda que necesitamos, por medio de
    acciones paliativas a la crisis y de reformas estructurales que hagan posible la
    educación escolapia, popular, evangelizadora y de calidad.
  5. Sin detrimento de lo anterior, hacemos nuestro llamado a quienes han decidido
    apoyar al gremio docente del sector público a que se hagan presentes en los
    espacios donde ellos están demandando sus justas reivindicaciones.
    Solidarizarse desde la ausencia de los planteles puede ser una postura legítima
    que debe decidirse desde el ámbito de la conciencia, siempre que suponga una
    auténtica solidaridad en los espacios en los que estas demandas se realiza.
  6. Nuestro llamado a las autoridades de la AVEC a que generen los necesarios
    espacios de diálogo y de encuentro que permitan analizar la situación y
    construir caminos que nos permitan mantener nuestras escuelas abiertas hoy y
    en el futuro.
  7. Nuestro llamado a todos los que forman nuestras comunidades educativas, a
    que sigan haciéndose solidarios con las necesidades de nuestros maestros,
    constructores de la Venezuela que todos soñamos.

En manos de San José de Calasanz, Patrono Universal de las Escuelas Cristianas,
colocamos el presente y el futuro de la educación católica de Venezuela.

En Caracas, a los 22 días del mes de octubre de 2019, en el Mes Extraordinario de
la Misión.

Leer en pdf o en versión multimedia

¡Felicidades AVEC! Ya son 74 años educando y evangelizando a Venezuela

Provincia Caribe

Hna. Alicia Boscán | Presidente AVEC

En este día tan especial reciba usted y todos los miembros del Equipo Directivo de la AVEC nuestro más cordial saludo, con la esperanza puesta en el Señor y con el corazón abierto para llevar adelante nuestra misión.

Desde las Escuelas Pías de Centroamérica y Caribe queremos extender nuestra felicitación a usted y a toda la familia AVEC por la celebración de los 74 años de existencia. Toda una historia en la que hemos podido fortalecer las alianzas que hacen posible el impulso de un proyecto pedagógico pastoral de envergadura nacional, y que ha transformado millares de vidas en las aulas y en los patios de todos nuestros centros educativos y demás instituciones afiliadas. Ver carta completa

AVEC74Años.png