Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Inicio » Artículos publicados por Raúl Zambrano

Archivo del Autor: Raúl Zambrano

Salutatio Patris Generalis: Comprar un terreno cuando todos se van…

Tal vez os sorprenda el título de esta carta porque, sin duda, es bastante extraño. Está inspirado en el pasaje bíblico de Jeremías 32, en el que Dios le pide al profeta que compre un terreno cuando Jerusalén está a punto de caer en manos de los caldeos y todo el pueblo partirá al exilio a Babilonia. ¿Es normal comprar un terreno, algo que indica la voluntad de permanecer, cuando el ejército enemigo está a punto de tomar posesión de todo el país? Pues Jeremías, fiado en la palabra del Señor, compra ese terreno.

Hace unas semanas recibí un correo electrónico de un escolapio de Venezuela que me hablaba de las obras que están haciendo para ampliar el Liceo del Trompillo, en la ciudad de Barquisimeto. El Trompillo es uno de los barrios más pobres de la capital del estado Lara, en Venezuela. Los escolapios llevamos bastantes años trabajando allí en obras de Educación No Formal, parroquiales (Vicaría de la Transfiguración del Señor) y Educación Formal (primero en una escuela de Fe y Alegría, ahora en un Liceo propiedad de la Orden). En este mensaje, nuestro hermano comparaba la decisión de la Provincia de buscar recursos para ampliar ese Liceo con la opción de Jeremías.

Creo que es una comparación muy acertada. ¿Tiene lógica ampliar una escuela en un país del que se marcha tanta gente y en el que las esperanzas de vida y de libertad disminuyen cada día? ¿Es lógico apostar por una escuela en un contexto en el que no se ve ningún horizonte? ¿Es bueno consolidar una obra en un lugar del que quien puede se marcha?

Esta noticia del Liceo de Barquisimeto me hizo pensar mucho, y muy a fondo, sobre nuestro papel en circunstancias de dificultad y de crisis. Pienso que en el seno de las Escuelas Pías hay, desde la fundación, un componente en parte contracultural y en parte profético. Se trata de una característica que es muy nuestra y que nunca debiéramos perder. Todo lo contrario, lo tenemos que cuidar.

Cuando pienso en la historia de la Orden, encuentro numerosos ejemplos de esta actitud escolapia, heredada de Nuestro Santo Padre. Calasanz funda las Escuelas Pías “contra viento y marea”, y lucha por conservarlas y mantenerlas contra todos los poderes de este mundo. Un bello ejemplo de esta lucha es un memorial escrito por Calasanz en el año 1645[1] y dirigido a la Comisión Cardenalicia que estudiaba la posible supresión de la Orden. No es un memorial muy conocido, pero es muy valioso. Si en Tonti Calasanz expone un proyecto, en este texto Calasanz defiende una realidad. Lo cito como ejemplo de lucha por un proyecto, “cuando el viento es completamente contrario”. Lo mismo podemos decir de la decisión del fundador de enviar religiosos a la Europa protestante, a un contexto en el que la misión educativa, que ya era de por sí bastante complicada, iba a ser mucho más difícil. Pero quedó claro desde el principio: no vamos a un lugar porque sea fácil, sino porque es necesario. Y no nos marchamos porque es complicado.

Seguro que nuestros historiadores pueden citar muchos ejemplos valiosos de nuestra historia que avalan este “gen” contracultural y profético que nos caracteriza. Sin duda que la apuesta del P. Borrell por luchar por la presencia escolapia en Polonia hizo posible que la Provincia resucitara y sea hoy una de las Provincias más vitales de la Orden. Tampoco tengo dudas de que el esfuerzo y la pasión apostólica de los escolapios de Europa Central hizo posible la continuidad de nuestra misión en los duros años del dominio comunista en sus respectivos países.

Quizá no sea tan conocido, pero creo que podemos citar y valorar el ejemplo de Cuba, que nunca se abandonó por parte de la Orden, con el esfuerzo extraordinario de la Provincia de Catalunya y  la ayuda de otras demarcaciones y la clarividencia del entonces Padre General Vicente Tomek que vio claramente que la Orden debía continuar acompañando a los exalumnos cubanos, asociados en la Unión Familia Escolapia Cubana (UFEC), el más valioso ejemplo que tenemos de amor por Calasanz de muchísimos exalumnos escolapios.

No estoy proponiendo tomar decisiones sin lógica. Todo lo contrario. Estoy proponiendo introducir la profecía y lo contracultural en la lógica de nuestras decisiones. Gracias a esta “lógica”, la Orden tiene hoy, por ejemplo, dos pujantes demarcaciones en Asia, fundadas inicialmente por muy poquitos escolapios y, en algún caso, jubilados.

¡Hay tantos ejemplos…! Cuando el P. Julián Centelles, entonces Provincial de Catalunya, visitó México, vio clara la posibilidad de “volver a fundar la Orden en Puebla”, y pidió a su Vicario en Catalunya que le enviara algunos escolapios. El P. Manuel Bordás, que era el Vicario Provincial, se asustó y pidió consejo al P. Tomek que le respondió diciéndole que “las oportunidades hay que aprovecharlas”, y le dijo que mandara los religiosos a tierras mexicanas. Ahí está hoy la Provincia de México, sede del próximo Capítulo General. En la misma época, un sacerdote venezolano pidió al entonces Provincial de Vasconia, P. Juan Manuel Díez, que enviara un escolapio a su parroquia (Boconó). El P. Provincial no se fiaba mucho de esta propuesta, pero vio en ella una buena posibilidad de entrar en Venezuela, y envió al P. Nagore. Lo de Boconó no funcionó, pero el P. Nagore fundó en Carora y hoy tenemos seis colegios en esa sufrida tierra venezolana.

La mayor parte de las fundaciones hechas por la Orden tienen ese componente de “audacia y paciencia[2]” propio de las Escuelas Pías. Empiezan de modo muy pequeño y humilde, con escasos recursos y muchas dificultades, y poco a poco se van consolidando y acaban ofreciendo a la Orden y a la Iglesia nuevos horizontes de vida y de misión.

No quiero poner más ejemplos concretos, porque si sigo en esta línea seguro que dejaré de citar bastantes decisiones que merecen ser recordadas. Prefiero no seguir para que nadie me riña por no citar lo que hizo su Provincia.

A la luz de Jeremías 32 y de la historia de nuestra Orden, quisiera compartir con vosotros algunos criterios que pienso que debemos tener en cuenta si queremos que nuestra Orden siga adelante, con una cada vez mayor capacidad de convocatoria, de vida y de misión. Todos y cada uno de ellos tienen consecuencias; no son teóricos.

  1. No perder nunca de vista que lo importante no es la Orden, sino la Misión. Las Escuelas Pías son un instrumento. Sin duda que importantísimo, pero nuestro acento, nuestra mirada, está puesta en los niños y jóvenes, en la Misión. Desde ahí decidimos.
  2. Obedecer siempre a Calasanz, que dejó claro a los escolapios cómo debían situarse para construir la Orden: “no dejen de extender el Instituto, manténganse unidos y en paz, y confíen en Dios”[3]. Estos son los consejos que dio a los suyos al comunicar la reducción de la Orden.
  3. No tomar decisiones, ni valorarlas, desde el corto plazo o desde la “foto momentánea”, sino desde la perspectiva del que “apunta al futuro y trabaja por él”. Un ejemplo: es muy difícil -prácticamente imposible- empezar una fundación con una comunidad que cumpla todos los requisitos de una casa canónica. Empezamos quizá de modo humilde y en ocasiones frágil, pero tenemos claro el horizonte, y en unos años se consigue.
  4. A la hora de tomar decisiones, no pensar solo en los religiosos, sino en el conjunto de las Escuelas Pías (especialmente la Fraternidad), con cuya aportación corresponsable debemos contar para seguir construyendo las Escuelas Pías de Calasanz.
  5. No contemplar nuestra Provincia como algo “definitivo” y terminado de hacer, como una entidad que no tiene que plantearse desafíos nuevos o nuevas misiones. Una Provincia es un organismo vital, llamado a dar vida.
  6. Tener muy en cuenta y enriquecer progresivamente el concepto de “mentalidad de Orden”.
  7. Dar contenido y continuidad al proyecto “Escuelas Pías en Salida”, para que sea algo más que un proyecto: un modo de entender la Orden.
  8. Ser creativos a la hora de plantearnos nuevos modos de fundar. Por ejemplo, fundaciones entre varias demarcaciones, fundaciones encomendadas a Provincias madre con experiencia, pero impulsadas por religiosos de demarcaciones más jóvenes que tienen más posibilidades de envíos misioneros, etc.
  9. Tener siempre presente el “ante todo lo pobres” que marca el sentido de las Escuelas Pías.
  10. Tener siempre delante el desafío de la sostenibilidad integral de nuestra misión, de modo que nuestras opciones perduren, se consoliden y puedan así dar frutos.
  11. Escuchar las llamadas de la Iglesia y de los niños, las realidades en las que nuestra misión es más urgente, los desafíos que como escolapios somos llamados a atender.

Podríamos seguir ofreciendo criterios. Os dejo la tarea de compartirlos en comunidad y de enriquecerlos con vuestro modo de pensar. Es bueno hablar de las Escuelas Pías y de su construcción; es importante conocer qué pasos se están dando y desde qué opciones; es imprescindible continuar construyendo las Escuelas Pías.

Quiero terminar citando uno de los himnos que solemos cantar en honor a Calasanz. Se llama “Soñador de futuro”, y entre otras cosas dice “que todos pensaban que su sueño era una locura”. El estribillo que repetimos dice que Calasanz fue un “luchador incansable, de vida y fe inquebrantable”. Este es el camino.

Gracias a la comunidad de Barquisimeto por el extraordinario ejemplo escolapio que nos dan.

Recibid un abrazo fraterno.

P. Pedro Aguado Sch.P.

Padre General

Links de la carta https://scolopi.org/wp-content/uploads/2019/11/salutatio-201910-esp.pdf

Patrocinio de San José de Calasanz

El 27 de noviembre de cada año celebramos el patrocinio de San José de Calasanz sobre la Educación Popular Cristiana. Es una fecha muy esperada por todos nuestros alumnos y educadores, por todo el personal de nuestros colegios, por todos los escolapios y todos los que nos sentimos hijos e hijas de Calasanz.Les enviamos una cordial felicitación en este día, y les invitamos a renovar, una vez más, su compromiso con el sueño de Calasanz. El proyecto educativo calasancio está más vigente que nunca, pero sigue necesitando del trabajo y del esfuerzo de todos nosotros y nosotras para poder seguir ofreciendo las mejores respuestas a las necesidades de los niños y de los jóvenes.

El Patrocinio de Calasanz adquiere, cada año, tonos especiales y, sin duda, en cada contexto es celebrado con los matices que emergen de las diversas situaciones en las que vivimos. No es posible enumerarlas todas, pero sí queremos “poner algunos nombres” a la celebración de este año.

Les invitamos a orar al Señor, por intercesión de Calasanz, para que las Escuelas Pías podamos aportar nuestro grano de arena a la paz y la concordia en aquellos países en los que en esos momentos las tensiones rasgan la convivencia; para que podamos educar en la dignidad de todos los seres humanos; para que podamos encontrar caminos para acompañar la fe de nuestros niños y jóvenes y para que sepamos acercarles a ella a quienes no disfrutan de ese don; para que podamos seguir ofreciendo espacios educativos a los niños más pobres y necesitados; para que cada vez sea mayor la identidad calasancia de cuantos formamos parte de la familia escolapia, etc.

Celebramos este Patrocinio en el contexto de la invitación del Papa Francisco a “reconstruir el pacto educativo global para reavivar el compromiso por y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e incluyente, capaz de la escucha paciente, del diálogo constructivo y de la mutua comprensión”. Este desafío compromete profundamente a las Escuelas Pías, fundadas por el pionero de la educación integral, para todos, como clave de un mundo mejor. Tengámoslo muy presente en esta celebración.

Son muchas los desafíos que necesitan la protección de Calasanz, nuestro patrono. Les invitamos a tenerlos presentes y a discernir, en su propio contexto, cuáles son los más significativos. Este es el sentido profundo de la celebración del Patrocinio de Calasanz. Gracias por la aportación de cada uno de ustedes en la construcción del proyecto de Calasanz.

Reciban un abrazo fraterno

La Congregación General de las Escuelas Pías

Visita del P. General por Valencia

Desde el jueves 14Nov al mediodía al sábado 16Nov nos visitó el P. General Pedro Aguado y su Asistente General por América, el P. Francisco Anaya.
  • 14Nov: La visita inició el jueves con el personal de la Obra Social San José
    de Calasanz, Después del almuerzo se dio cita con el Equipo de Presencia Escolapia local. Posteriormente, en la tarde se congregó con las fue:rzas vivas de la parroquia y el Movimiento Calasanz. La visita del P. Pedro Aguado en la parroquia estuvo centrada en:

    1. Realizar apertura a la Semana Calasancia en las diversas plataformasde misión escolapia en la presencia
    2. En la Asamblea Parroquial animar y agradecer al sujeto escolapio por la misión de la evangelización según el carisma calasancio
    3. Escuchar a los niños, jóvenes y adultos en sus inquietudes cerca del seguimiento de Jesús desde los diversos ámbitos parroquiales, tales como: Pastoral Social, Movimiento Calasanz, Legión de María, Movimiento Calasanz de Adultos, Fraternidad Escolapia…

epcacaribe ve asamblea 201911 (14).jpg

  • 15Nov: Colegio Calasanz en sus 60 aniversario.Este día con el Consejo Técnico del Colegio Calasanz. A media mañana se celebró la festividad de los 60 años del  colegio, la Eucaristía estuvo presidida por el P. General Pedro Aguado.  Posteriormente, en este mismo son de los 60 aniversarios, la radio“Toma nota FM” entrevistaron a los PP. Pedro Aguado (P, General Escolapio), Francisco Anaya (P. Asistente General por América) y a Willians Costa (P. Provincial de Centroamérica y Caribe). En la tarde del viernes se llevó a cabo la reunión de párrocos de Venezuela

epcacaribe ve asamblea 201911 (16).jpg

  • 16Nov: Asamblea de Escolapios, religiosos y fraternidad juntos. Iniciamos el día compartiendo el desayuno y la oración. Los religiosos escolapios se reunieron junto al P. General y su Asistente. En otro espacio, se realizaba la XI Asamblea de la Fraternidad Escolapia de Venezuela, compartiendo las realidades de las
    comunidades, rendición de cuentas de Itaka-Escolapios de Venezuela, la
    presentación de los proyectos para el periodo 2019-20 para su conocimiento y aprobación. Antes de almorzar, religiosos y laicos de la Fraternidad celebraron la Eucaristía. Después del almuerzo, se realizó la Asamblea de Escolapios junto al P. General y su asistente.

 

  • Palabras del P. General en la Asamblea de Escolapios en Venezuela
    Mirarnos que somos los que estamos construyendo la misión escolapia en Venezuela 5 verbos:

    • CONSTRUIR. Las Escuelas Pías cada día. Construyendo el horizonte,
      viviéndolo con pasión. No vale cansarse
    • VIVIR CON AUTENCIDAD. La Fraternidad Escolapia es portadora del
      carisma calasancio, cuidando: oración, la reunión, la comunidad…
    • CONVOCAR. Llamar a otros a la vocación escolapia, y conjugando el
      verbo: yo convoco, tú convocas, el convoca… Es la más urgente desde
      las Escuelas Pías. Convocar a las vocaciones religiosas y laicales.
    • ASUMIR. Soñar los proyectos, pero asumiéndolos, Asumir por lo que
      hemos optado, desde lo personal, desde lo comunitario…
    • ESPERAR. Virtud teologal. Soñamos hombres y mujeres de esperanza

 

epcacaribe wp val (25).jpg

  • Debemos tener sentimientos de hermandad
  • Mayor compromiso de la presencia escolapia: nuestro tesoro compartido.
    Equipo carismático
  • En las dificultades, acompañarnos, religiosos y laicos
  • Soñando en nuevas fundaciones: Nigeria, Guatemala y Timar del este, y
    desde allí nuestro desafío en crecer. Una Escuela Pía en salida
  • En el próximo Capítulo General que se celebrará en México,  se
    festejará los 400 años del gran Memorial de Calasanz  al Cardenal
    Tonti
  • Agradecemos los proyectos educativos. El carisma está vivo
  • Nuestros formandos cuando entran, saben que comparten el carisma
    escolapio con las Fraternidad Escolapia, con los laicos…
  • El mundo se puede cambiar, ¿cómo? Desde la educación
  • En las Escuelas Pías vamos poco a poco, piano a piano, pero sin parar

epcacaribe ve asamblea 201911 (14)

 

 

 

El Padre General las Escuelas Pías nos visitó en la Presencia de Caracas

DSC05456 (1)

El Padre General, Pedro Aguado, llegó a la Presencia de Caracas en la tarde del día 12 de noviembre y partió la mañana del día 14. Durante su estadía sostuvo entrevistas con religiosos, seminaristas, estudiantes, Equipo de Presencia, Consejo Técnico de Colegio, Comités de Representantes, docentes, administrativos, obreros, catequistas y voluntarios.

En cada uno de los encuentros el Padre General siempre se mostró muy cercano, muy sensible, muy agradecido y muy motivador.

Los estudiantes lograron sorprenderlo con su visión crítica de la realidad, la espontaneidad y la seguridad con las que expresaron lo que piensan y sienten, la conciencia que tienen de la situación que les toca vivir en su colegio, su valentía y la forma cómo valoran el esfuerzo y el trabajo de quienes, según sus propias palabras, “dan la cara por ellos y siguen educándolos”. El P. Pedro, por su parte, encantó a los estudiantes con su sencillez, con el abajarse tan propio de un escolapio de corazón, con sus anécdotas tan entretenidas como educativas. Fue tan rico este compartir, que dejó a todos con ganas de más…

DSC05467

Consciente del éxodo de docentes y de la difícil situación que se vive en Venezuela, el Padre General acertó en recordar las adversidades que tuvo que enfrentar Calasanz en la Roma del S. XVI y S. XVII, atinó al hacer el paralelismo entre la valentía, la paciencia, la perseverancia y la firme convicción que caracterizaron a Calasanz en su época y hoy caracterizan a los educadores escolapios de vocación, que perseveran en compartir la misión. ¿Cómo se mantiene vivo un sueño en medio de la crisis? En la voz del Padre Pedro se escuchó el mensaje que diera Calasanz a los Escolapios cuando le fue suspendida la Orden, “sigan adelante, continúen con la misión, sigan creciendo, salgan a otras tierras a evangelizar a través de la educación”. Con esto iluminó el sentido del educador escolapio. “El educador escolapio está en medio, entre el niño y la realización del sueño de Calasanz”. Puntualizó el gran logro de Calasanz en medio de tantas precariedades y obstáculos. Calasanz escolarizó el 55% de los niños de una convulsa Roma. No sólo quiso Calasanz brindar educación, procuró, además, calidad e integralidad. Ha de ocurrir lo propio en esta convulsa Caracas.

IMG-20191113-WA0006

Los que descubren su vocación, y sabemos que éste es asunto que requiere de tiempo, se dejan enamorar quedando atrapados. Y, así como el “viejito Calasanz”, se quedan y no abandonan por nada en este mundo la educación de todos los niños, en especial de los más necesitados.

El Padre General, Pedro Aguado, en esta visita dejó traslucir a Calasanz, sus palabras estuvieron impregnadas de sencillez y de esperanza. Demostró extraordinaria claridad y dominio del tiempo exhibiéndolos en cada intervención, logró transmitir en breves y exactas palabras el mensaje más sentido y significativo. Además, dejó claro que Calasanz vive en cada agente educativo de nuestra Presencia. En el Obrero vive el Calasanz que por las noches limpiaba y preparaba las aulas. En el Administrativo vive el Calasanz que llevaba las cuentas y buscaba los recursos. En el Directivo y Docente vive el Calasanz que fundó las escuelas, enseñaba a los niños y los acompañaba guiándolos hasta sus casas.

DSC05471

En el encuentro con todos los que hacen vida en la Presencia de Caracas, entre los cuales estaban directivos, docentes, administrativos, obreros, religiosos, catequistas, voluntarios, representantes y estudiantes; resumió su intención en una imagen y seis palabras. La imagen, el “viejito Calasanz” presente allí en el Colegio de Caracas hablándole a todos los asistentes, “qué diría el viejito si en este momento entrara por esa puerta y se parara aquí frente a todos ustedes”. Las seis palabras: la gratitud, el ánimo, el proyecto (el sueño), la identidad, el vivir y el atrevimiento. Y si hubiera que agregar una séptima palabra, ésta sería la coherencia.

IMG-20191113-WA0008

La Presencia de Caracas mostró sus dolencias, sus necesidades y con ellas su mayor fortaleza, su gente comprometida, entregada, con auténtica vocación y decidida a seguir de pie caminando, sin prisa y sin pausa, a por el sueño. Hoy somos lo que fue Calasanz, en medio de una sociedad que clama transformación.

DSC05483

La Presencia de Caracas retribuye la gratitud al Padre General, ha quedado contagiada de su ánimo, su mensaje permanece resonando en los corazones de quienes lo escucharon. En el Colegio, en el Centro Cultural Calasanz, en el Movimiento Calasanz y en la Red Itaka-Escolapios pervive el sueño. En Caracas, ayer, hoy y siempre Vive Calasanz

 

En marcha la web de la red internacional de parroquias escolapias

El equipo coordinador de la Red de Parroquias Escolapias ha puesto en marcha la plataforma web www.parroquiasescolapias.org para impulsar un modelo escolapio de parroquia.

 Se trata de la segunda fase de un proyecto que pretende generar la comunión de parroquias inspiradas en el espíritu y el estilo de Calasanz, y que se presentó el pasado mes de septiembre. El objetivo de la plataforma es doble, por un lado dar a conocer más ampliamente la red y, por otro, poner en relación las experiencias generando sinergias entre las diferentes realidades parroquiales y potenciando su relación con la iglesia local. De esta forma, en la web, disponible en cuatro idiomas, se puede encontrar toda la información acerca de las características calasancias de una parroquia, así como los requisitos y procedimientos necesarios para solicitar la inclusión en la red. El estilo calasancio de una parroquia implica, entre otras cosas, “la creación de centros infantiles y juveniles, la organización cuidadosa de la catequesis de niños, jóvenes y adultos, preferentemente pobres”. En el apartado de noticias se puede encontrar toda la actualidad acerca de los equipos, así como de otros recursos y documentación de la Orden.

Así mismo, se ha creado una página de Facebook (@parroquiasescolapias) que contará con corresponsales en todas las realidades parroquiales y quiere ser un instrumento con el que visibilizar y compartir toda la vida parroquial y el día a día de las 130 parroquias que los escolapios impulsan por todo el mundo.