Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Inicio » HAITÍ » Escolapios de fiesta en Haití

Escolapios de fiesta en Haití

alainPuedo gritar con mucha alegría que “el Señor ha hecho maravillas por mí, Santo es su nombre”.

Celebrar hoy mi ordenación sacerdotal no tendría sentido si me olvidara de aquel 24 de abril del 2007 cuando conocí a esa gran familia escolapia. Un encuentroque iba transformar mi vida.

Resaltaré 3 aspectos fundamentales que me han ayudado a llegar hasta aquí:

Lo primero es la perseverancia en la vocación. Me acuerdo cuando ya había terminado los estudios de filosofía con los misioneros de Scheuts y no me aprobaron el inicio del noviciado. No fue un momento fácil. Después de 2 meses sentí una fuerza interior que me animaba a seguir alimentando mi vocación. Dejé mi país para seguir estudiando en Rep. Dominicana. El Señor no cesaba de hablarme, llamarme. Así fue que inicié un proceso de acompañamiento con los escolapios de Santo Domingo. Probé, me gustó y me quedé, así son las cosas de Dios. Me enamoré de las Escuelas Pías conociendo el tremendo trabajo que realizan en la Iglesia. No dejaré de decir que los niños de La Puya fueron motivos de esa perseverancia. Es ver a mi Jesús en sus rostros. También lo fue en los diferentes sitios donde me ha tocado estar.

El segundo aspecto es la calidad de la Formación Inicial. Sin una buena formación no hubiese sido quien soy yo ahora. Doy gracias a Dios por haber puesto a personas tan valiosas en mi camino para ayudarme. Desde Dominicana, Colombia y Venezuela donde estuve en formación. Agradezco de todo corazón hoy y siempre a aquellas personas que han contribuido a mi crecimiento personal. Nuestro Santo Padre Calasanz estaraá contento en el cielo .

El tercero y último es el amor a Cristo en los niños pobres y necesitados. Como bien lo dije más arriba, los niños representan mucho para mi vocación pero en primer lugar es Jesús quien ha puesto en mí dicho amor confiándome esa gran misión de servir a los suyos. Alimentarme diariamente de la Palabra de Jesús, de la oración es el motor de toda vocación, de esa opción de vida que yo he hecho. Es eso que quiero seguir viviendo en mi ministerio sacerdotal, estar unido a mi Jesús, estar atento a la escucha de su palabra para poder responder siempre a su misión.

Hoy sacerdote, el camino no acaba aquí sino es apenas que comienza. Sigo contando con la oración de todos para que pueda vivir con alegría y dignidad este gran ministerio.

Gracias mil por este día, una bendición de Dios llegar hasta aquí. Por eso repito “el Señor ha hecho grandes maravillas por mí, Santo es su nombre”. Es un gran regalo a Nuestro Santo Padre Calasanz en ese año jubilar. Toda la Escola Pía está de fiesta.

 


2 comentarios

  1. Juan Fco Mota dice:

    Inmensa alegría siento por esta ordenacion, un sacerdote mas a nuestra orden escolapias, rezaré mucho por ti hermano Alain,bendiciones y que Dios te proteja, esperamos nuestra Parroquia Nuestra Sea de La Paz en la Romana
    De: Juan Francisco Mota Puello

    Me gusta

  2. yoxy sanchez dice:

    Dios nos bendice con un sacerdote màs en nuestra orden escolapia, que para mi es. mi casa calasanz.
    Muchas felicidades querido amigo y hermano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: