Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Inicio » Sin categoría » El P. Jesús Zuazúa parte a la casa del Padre

El P. Jesús Zuazúa parte a la casa del Padre

Testimonio de entrega y fidelidad hasta el final.

Porque yo ya estoy para ser derramado como una ofrenda de libación, y el tiempo de mi partida ha llegado.  He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe.  En el futuro me está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me entregará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. (2 Tim 4, 6-8)

zuazua (9)Unos días atrás celebramos en casa el 91 cumpleaños del Padre Jesús Zuazúa. Ese día llamamos a la señora Lucía para que lo bañara, lo afeitara y lo vistiera con su traje de fiesta; la de un dantzari vasco. Oganizamos una misa comunitaria con algunos de los empleados de casa e Invitamos a los jóvenes de la parroquia, Yinner y Pastor que se inician en su vocación escolapia.

Al final de la misa, le pedimos al padre que nos dirigiera unas palabras y nos regaló con un hermoso testimonio vocacional que nos dejó muy impactados. El P. Arturo lo estaba grabando en su cámara. ¡Qué bueno! –pensé. Seguro que sus ex-alumnos se alegrarían al escuchar un verdadero testamento vital. Al final. Lamentablemente, no había sufiiente espacio en la memoria de la cámara. ¡Qué pena! Pero no importa; nos quedó el dulce recuerdo de su testimonio alegre, de su fe inquebrantable en Jesús y su amor a Calasanz y la Virgen. Por supuesto, su entrega generosa durante 60 años a la buena gente de Carora.

Ese día comimos juntos en el comedor de casa: unas ricas caraotas, una discreta rebanada de pan, un buen vaso de sangría caroreña y por supuesto, un buen cigarro que saboreó dulcemente. ¡Qué contento estaba…! Como un niño  “con la boina puesta” –de vasco-

No pensábamos en ese momento que su partida a la casa del Padre sería tan rápida. Tenía las piernas muy débiles,pero comía y dormía bien y no tomaba medicinas.. Pero como siempre, Dios sorprende de modo misterioso. Le llegó el momento de dar cuentas al Padre con elpeso de una vida muy larga, fecunda y entregada en su ministerio escolapio.

Y parte al cielo, precisamente en el día en el que miles de venezolanos se manifestan en Caracas de modo pacífico pidiendo más democracia para un país tan castigado por la inseguridad, la inflación, la corrupción y el desabastecimiento. Las danzas vascas, que tanto lo definieron, querían expresar la lucha de un pueblo por encontrar su independencia, su libertad y su dignidad. El padre Zuazúa sabía bien que una nación sin identidad es una nación sin futuro.

El padre Zuzúa ha sido un  buen regalo que Dios nos ha dado a la Iglesia, a las Escuelas Pías y a la ciudad de Carora. Quizá esté compartiendo ahora junto con algunos de sus hermanos de comunidad y descansan ya en la paz del Señor: el P. Juan Bautista, el P. Jesús Bides, el hermano Aniceto, el P. Luis Arsuaga y tantos otros que están en la memoria colectiva de la comunidad de Carora.

Que nuestra madre la Virgen del Rosario de Aregue; con su abrazo maternal lo presente inmaculado ante Dios nuestro Padre misericordioso.

 zuazua (11)zuazua (10)zuazua (8)zuazua (6)zuazua (7)zuazua (5)zuazua (4)zuazua (3)zuazua (2)zuazua (1)


1 comentario

  1. sobeida rojas dice:

    Hasta siempre Padre. QEPD. Gracias x todo. Dios lo tenga en su Santa Gloria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: