Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Próximos eventos

  • Vzla Visita P. General 12 noviembre, 2019 – 21 noviembre, 2019
  • Celebración Opción Definitiva Leonardo Henao (fraternidad) 19 noviembre, 2019
  • Celebración Opción Definitiva Benigna Gómez (2017) 19 noviembre, 2019
  • Celebración Opción Definitiva José Robles (fraternidad) 19 noviembre, 2019
  • Celebración Opción Definitiva José Alexander Peña (2017) 19 noviembre, 2019
  • Celebración Opción Definitiva Yrene Vargas (fraternidad) 19 noviembre, 2019
  • Opción Definitiva Vicenta (Nila) Trillo (2017) 19 noviembre, 2019
  • Celebración Opción Definitiva Maritza Barrios (2017) 19 noviembre, 2019
  • Celebración Opción Definitiva Raúl Zambrano (2017) 19 noviembre, 2019
  • Celebración Opción Definitiva Rosa Rivas (2017) 19 noviembre, 2019

El Padre General las Escuelas Pías nos visitó en la Presencia de Caracas

DSC05456 (1)

El Padre General, Pedro Aguado, llegó a la Presencia de Caracas en la tarde del día 12 de noviembre y partió la mañana del día 14. Durante su estadía sostuvo entrevistas con religiosos, seminaristas, estudiantes, Equipo de Presencia, Consejo Técnico de Colegio, Comités de Representantes, docentes, administrativos, obreros, catequistas y voluntarios.

En cada uno de los encuentros el Padre General siempre se mostró muy cercano, muy sensible, muy agradecido y muy motivador.

Los estudiantes lograron sorprenderlo con su visión crítica de la realidad, la espontaneidad y la seguridad con las que expresaron lo que piensan y sienten, la conciencia que tienen de la situación que les toca vivir en su colegio, su valentía y la forma cómo valoran el esfuerzo y el trabajo de quienes, según sus propias palabras, “dan la cara por ellos y siguen educándolos”. El P. Pedro, por su parte, encantó a los estudiantes con su sencillez, con el abajarse tan propio de un escolapio de corazón, con sus anécdotas tan entretenidas como educativas. Fue tan rico este compartir, que dejó a todos con ganas de más…

DSC05467

Consciente del éxodo de docentes y de la difícil situación que se vive en Venezuela, el Padre General acertó en recordar las adversidades que tuvo que enfrentar Calasanz en la Roma del S. XVI y S. XVII, atinó al hacer el paralelismo entre la valentía, la paciencia, la perseverancia y la firme convicción que caracterizaron a Calasanz en su época y hoy caracterizan a los educadores escolapios de vocación, que perseveran en compartir la misión. ¿Cómo se mantiene vivo un sueño en medio de la crisis? En la voz del Padre Pedro se escuchó el mensaje que diera Calasanz a los Escolapios cuando le fue suspendida la Orden, “sigan adelante, continúen con la misión, sigan creciendo, salgan a otras tierras a evangelizar a través de la educación”. Con esto iluminó el sentido del educador escolapio. “El educador escolapio está en medio, entre el niño y la realización del sueño de Calasanz”. Puntualizó el gran logro de Calasanz en medio de tantas precariedades y obstáculos. Calasanz escolarizó el 55% de los niños de una convulsa Roma. No sólo quiso Calasanz brindar educación, procuró, además, calidad e integralidad. Ha de ocurrir lo propio en esta convulsa Caracas.

IMG-20191113-WA0006

Los que descubren su vocación, y sabemos que éste es asunto que requiere de tiempo, se dejan enamorar quedando atrapados. Y, así como el “viejito Calasanz”, se quedan y no abandonan por nada en este mundo la educación de todos los niños, en especial de los más necesitados.

El Padre General, Pedro Aguado, en esta visita dejó traslucir a Calasanz, sus palabras estuvieron impregnadas de sencillez y de esperanza. Demostró extraordinaria claridad y dominio del tiempo exhibiéndolos en cada intervención, logró transmitir en breves y exactas palabras el mensaje más sentido y significativo. Además, dejó claro que Calasanz vive en cada agente educativo de nuestra Presencia. En el Obrero vive el Calasanz que por las noches limpiaba y preparaba las aulas. En el Administrativo vive el Calasanz que llevaba las cuentas y buscaba los recursos. En el Directivo y Docente vive el Calasanz que fundó las escuelas, enseñaba a los niños y los acompañaba guiándolos hasta sus casas.

DSC05471

En el encuentro con todos los que hacen vida en la Presencia de Caracas, entre los cuales estaban directivos, docentes, administrativos, obreros, religiosos, catequistas, voluntarios, representantes y estudiantes; resumió su intención en una imagen y seis palabras. La imagen, el “viejito Calasanz” presente allí en el Colegio de Caracas hablándole a todos los asistentes, “qué diría el viejito si en este momento entrara por esa puerta y se parara aquí frente a todos ustedes”. Las seis palabras: la gratitud, el ánimo, el proyecto (el sueño), la identidad, el vivir y el atrevimiento. Y si hubiera que agregar una séptima palabra, ésta sería la coherencia.

IMG-20191113-WA0008

La Presencia de Caracas mostró sus dolencias, sus necesidades y con ellas su mayor fortaleza, su gente comprometida, entregada, con auténtica vocación y decidida a seguir de pie caminando, sin prisa y sin pausa, a por el sueño. Hoy somos lo que fue Calasanz, en medio de una sociedad que clama transformación.

DSC05483

La Presencia de Caracas retribuye la gratitud al Padre General, ha quedado contagiada de su ánimo, su mensaje permanece resonando en los corazones de quienes lo escucharon. En el Colegio, en el Centro Cultural Calasanz, en el Movimiento Calasanz y en la Red Itaka-Escolapios pervive el sueño. En Caracas, ayer, hoy y siempre Vive Calasanz

 

En marcha la web de la red internacional de parroquias escolapias

El equipo coordinador de la Red de Parroquias Escolapias ha puesto en marcha la plataforma web www.parroquiasescolapias.org para impulsar un modelo escolapio de parroquia.

 Se trata de la segunda fase de un proyecto que pretende generar la comunión de parroquias inspiradas en el espíritu y el estilo de Calasanz, y que se presentó el pasado mes de septiembre. El objetivo de la plataforma es doble, por un lado dar a conocer más ampliamente la red y, por otro, poner en relación las experiencias generando sinergias entre las diferentes realidades parroquiales y potenciando su relación con la iglesia local. De esta forma, en la web, disponible en cuatro idiomas, se puede encontrar toda la información acerca de las características calasancias de una parroquia, así como los requisitos y procedimientos necesarios para solicitar la inclusión en la red. El estilo calasancio de una parroquia implica, entre otras cosas, “la creación de centros infantiles y juveniles, la organización cuidadosa de la catequesis de niños, jóvenes y adultos, preferentemente pobres”. En el apartado de noticias se puede encontrar toda la actualidad acerca de los equipos, así como de otros recursos y documentación de la Orden.

Así mismo, se ha creado una página de Facebook (@parroquiasescolapias) que contará con corresponsales en todas las realidades parroquiales y quiere ser un instrumento con el que visibilizar y compartir toda la vida parroquial y el día a día de las 130 parroquias que los escolapios impulsan por todo el mundo.

De camino a la II Asamblea General de la Fraternidad Escolapia

“Vive plenamente en la Fraternidad”, lema de la II Asamblea General de la Fraternidad

Roma, 4 de noviembre de 2019. El Consejo General de la Fraternidad ha presentado el lema y logotipo de la II Asamblea de la Fraternidad General que tendrá lugar del 4 al 10 de mayo de 2020 en La Romana, República Dominicana. En un comunicado, el Consejo informa los pasos que se van dando, entre ellos la comunicación por parte de los Consejos provinciales de los miembros que participarán en el encuentro o la actualización de los datos de las diferentes fraternidades. Además, el Consejo confirma que durante la Asamblea se reservará un espacio para compartir experiencias significativas.

Así mismo, el Consejo ha presentado el lema y logo para la próxima Asamblea que integra el logotipo de “Vive”, usado por muchas demarcaciones en este curso. El lema “Vive plenamente en Fraternidad” quiere ser una invitación a construir y soñar juntos unas Escuelas Pías que vivan con plenitud el llamamiento del amor de Dios entre hermanos

¡Cristo vive! (2ª parte)

Queridos hermanos, os ofrezco una segunda reflexión sobre el Sínodo de los Jóvenes, esta vez teniendo muy presente todo lo que vivimos y trabajamos en Oaxaca, durante la Asamblea General del Sínodo Escolapio de los Jóvenes, así como la Exhortación Apostólica “Christus Vivit” (ChV), del Papa Francisco. Os invito a todos a leer la exhortación y a estudiar las propuestas que los jóvenes hacen a las Escuelas Pías, contenidas en el documento aprobado en Oaxaca y que está disponible en la web del “Piarist Synod”. Vale la pena entrar a fondo en esta reflexión.

Mi aportación va a ser muy sencilla, porque pienso que el trabajo real consiste en leer los documentos a los que hago referencia. Pero creo que puede ayudar el que yo os presente algunos subrayados que pueden ser especialmente significativos para nosotros.

1-Ocho propuestas a las Escuelas Pías. Los jóvenes reunidos en Oaxaca, recogiendo los trabajos llevados adelante en las fases provinciales y continentales del Sínodo Escolapio de los Jóvenes, hacen ocho propuestas a las Escuelas Pías. Claras, significativas, exigentes: Movimiento Calasanz; relación con Dios; anuncio del Evangelio; el trabajo por los pobres y el voluntariado; el discernimiento y la acogida vocacional; el acompañamiento; la comunicación y las redes y, finalmente, la Educación No Formal.

En la dinámica de escucha mutua que nos hemos propuesto, estas ocho propuestas expresan con nitidez la sensibilidad de los jóvenes que crecen entre nosotros. Apuestan claramente por el Movimiento Calasanz como proceso privilegiado para crecer en la fe; buscan espacios y tiempos de oración y anhelan una experiencia espiritual más consolidada y compartida; esperan y acogen la propuesta cristiana y apuestan por ser, a su vez, testigos y anunciadores del Evangelio; desean darse a los pobres y descubrir en el tesoro de las Escuelas Pías -los niños y jóvenes pobres- su encuentro con Cristo; buscan descubrir su vocación y ser fieles a ella; necesitan ser acompañados por personas capaces de creer en ellos, de entenderles, escucharles y exigirles; se sienten cómodos en las redes sociales y buscan la construcción de redes escolapias de vida y misión y, finalmente, han comprendido muy bien la oportunidad que representa la Educación No Formal para impulsar nuestro carisma.

Obviamente, estos ocho no son los únicos caminos que tenemos que recorrer, pero sí son opciones en las que debemos crecer. No son nuestras “claves de vida”, pero las interpretan y desarrollan. No recogen todos los aspectos que las Escuelas Pías se deben plantear en relación con los jóvenes, pero indican prioridades importantes. Tengámoslas en cuenta.

Demos un paso más. La asamblea de Oaxaca no sindicó sólo ocho prioridades, sino que marcó con claridad la clave de cada una de ellas. Por eso creo que el “documento de Oaxaca” es importante para todos nosotros. Lo es porque no sólo subraya ocho opciones fundamentales, sino que indica la dirección en la que podemos y debemos caminar. ¿Cuál es la clave de cada una de las propuestas?

  • MOVIMIENTO CALASANZ. El reto es consolidarlo en cada Provincia, desarrollar sus múltiples virtualidades y destacar siempre cuál es el punto focal: acompañar a los jóvenes para que puedan hacer de Cristo el centro de su vida y opten por compartir esa fe en comunidad. Las pistas que ofrecen los jóvenes son dignas de trabajo y reflexión.
  • RELACIÓN CON DIOS. Es un clamor entre nuestros jóvenes: que seamos hombres y mujeres de oración, y tratemos de ayudarles a crecer en su fe y en su relación con Dios. Necesitan nuestro testimonio y nuestra ayuda.
  • ANUNCIO DEL EVANGELIO. Esperan de nosotros que anunciemos el Evangelio con claridad, de modo que este anuncio “mueva su corazón”. Buscan celebrar la Eucaristía con alegría y que, entre todos, podamos buscar caminos de encuentro con los que no están cerca de la fe.
  • LOS POBRES Y EL VOLUNTARIADO. Esperan de nosotros el testimonio de pobreza, y que llevemos adelante nuevas obras y misiones entre los pobres, así como una fuerte y sistemática organización del voluntariado.
  • DISCERNIMIENTO VOCACIONAL Y ACOGIDA. La insistencia es clara, gracias a Dios: piden equipos y proyectos de Pastoral Vocacional en todas las Provincias y en cada una de las presencias locales; buscan ser acompañados en la tarea de discernir y desarrollar su vocación, y esperan propuestas claras de discernimiento vocacional para la vida consagrada, tanto de varones como de mujeres.
  • ACOMPAÑAMIENTO. Lo buscan y lo quieren, pero no de cualquier forma. Nos piden acompañantes formados y serios.
  • COMUNICACIÓN Y REDES. Quieren involucrarse fuertemente este este desafío, y ofrecen muchas y creativas ideas para llevarlo adelante.
  • EDUCACIÓN NO FORMAL. Han descubierto claramente la capacidad de transformación social de la Educación No Formal, y desean que ésta siga creciendo en cada una de las Provincias.

Es evidente que cada una de estas ocho opciones merecería un desarrollo más amplio, pero no es éste el objetivo de mi carta. Busco simplemente animaros a leer el “documento de Oaxaca”, y hacerlo a la luz de la “Christus Vivit” del Papa Francisco.

2-Las propuestas del Papa a los jóvenes.

Invito a todos a hacer una lectura atenta de la exhortación apostólica del Papa “a los jóvenes y a todo el pueblo de Dios”. Es un documento rico y sugerente. Quisiera destacar dos aspectos, en esa línea de “propuestas a los jóvenes que comprometen a los escolapios”. Porque esta es la clave de todo este proceso: las propuestas que hacemos a los jóvenes nos comprometen a todos, al igual que las necesidades y esperanzas que ellos expresan.

En primer lugar, subrayo que el Papa propone a los jóvenes (ChV 111-129) tres grandes verdades. Se las sintetiza así: Dios te ama y apuesta por ti, Cristo te salva, Cristo vive.  Esta es la experiencia cristiana esencial que Francisco propone a los jóvenes. Y, al hacerlo, está pidiendo de todos los educadores, acompañantes, catequistas, agentes de pastoral, que sean capaces de transmitir esta experiencia esencial a los jóvenes; de cuidarla y acompañarla; de desarrollarla y convertirla en vida, experiencia y opciones; en definitiva, de hacerla crecer como el auténtico tesoro escondido en el campo por el que vale la pena perderlo todo.  Cuando vivimos esta profunda experiencia, todo es posible y sólo desde esta experiencia emerge el joven apasionado por Cristo y por la misión, el joven misionero que busca la Orden y que necesita la Iglesia.

En segundo lugar, Francisco propone un discernimiento vocacional serio y una consistente capacidad de acogida y acompañamiento. Os invito sólo a leer los números 283 y 285 de la exhortación del Papa.

283. Una expresión del discernimiento es el empeño por reconocer la propia vocación. Es una tarea que requiere espacios de soledad y silencio, porque se trata de una decisión muy personal que otros no pueden tomar por uno: «Si bien el Señor nos habla de modos muy variados en medio de nuestro trabajo, a través de los demás, y en todo momento, no es posible prescindir del silencio de la oración detenida para percibir mejor ese lenguaje, para interpretar el significado real de las inspiraciones que creímos recibir, para calmar las ansiedades y recomponer el conjunto de la propia existencia a la luz de Dios».

285. Cuando se trata de discernir la propia vocación, es necesario hacerse varias preguntas. No hay que empezar preguntándose dónde se podría ganar más dinero, o dónde se podría obtener más fama y prestigio social, pero tampoco conviene comenzar preguntándose qué tareas le darían más placer a uno. Para no equivocarse hay que empezar desde otro lugar, y preguntarse: ¿me conozco a mí mismo, más allá de las apariencias o de mis sensaciones?, ¿conozco lo que alegra o entristece mi corazón?, ¿cuáles son mis fortalezas y mis debilidades? Inmediatamente siguen otras preguntas: ¿cómo puedo servir mejor y ser más útil al mundo y a la Iglesia?, ¿cuál es mi lugar en esta tierra?, ¿qué podría ofrecer yo a la sociedad? Luego siguen otras muy realistas: ¿tengo las capacidades necesarias para prestar ese servicio?, o ¿podría adquirirlas y desarrollarlas?

Nuestros jóvenes desean y piden ser acompañados en su búsqueda vocacional. Acompañados con respeto, escucha, cercanía, testimonio y exigencia. Acompañamiento personal y grupal. Acompañamiento experiencial y misionero. Acompañamiento orante y formativo. Acompañamiento escolapio. Es un clamor. Y es necesario.

3-Lo que esperan de nosotros y nosotros de ellos

Como sabéis, tuve la oportunidad de estar presente durante toda la asamblea de Oaxaca del Sínodo Escolapio de los Jóvenes. Eso me permitió reflexionar con ellos sobre dos preguntas: ¿qué necesita y espera la Orden de los jóvenes, y qué necesitan y esperan los jóvenes de la Orden?

Descubrí que la respuesta a estas dos preguntas es la misma. Lo que la Orden necesita y espera de los jóvenes es lo mismo que lo que los jóvenes esperan y necesitan de las Escuelas Pías.

Lo que la Orden necesita de los jóvenes.

  1. Necesitamos y esperamos que los jóvenes vivan aquello que sueñan, aquello que descubren en el fondo de su alma. Y que trabajen por hacerlo cada día.
  2. Necesitamos que no nos permitan “quedarnos tranquilos”. No queremos escolapios sin tiempo para los jóvenes. Verdaderamente necesitamos que quienes forman parte de nuestra vida nos exijan vivirla en plenitud.
  3. Necesitamos su entrega y entusiasmo para construir, con nosotros, unas Escuelas Pías mejores, una casa común para todos, para así trabajar todos por el Reino de Dios desde el carisma de Calasanz.
  4. Creer que los proyectos escolapios que tenemos son posibles, y luchar por ellos. Necesitamos que los jóvenes los descubran, los conozcan, los desarrollen, los lleven adelante. Los proyectos escolapios, desde Calasanz, son más grandes que nosotros, gracias a Dios. Por eso necesitamos que los jóvenes los asuman y trabajen por hacerlos posibles.
  5. Necesitamos audacia y tesón, como dicen las Constituciones: “Las Escuelas Pías son obra de Dios y del afortunado atrevimiento y tesonera paciencia de San José de Calasanz[1]”. Esto es lo que esperamos de los jóvenes.

Lo que los jóvenes necesitan de la Orden, es exactamente lo mismo. Por eso este proyecto saldrá adelante, porque se construye desde una profunda comunión.

  1. Necesitan escolapios que vivan con autenticidad su vocación, y que transmitan y eduquen en esa autenticidad. Necesitan testigos para poder creer. Sigue siendo verdad la gran afirmación de Pablo VI, que demuestra que esta necesidad es propia de los jóvenes de todos los tiempos: “el hombre contemporáneo escucha más a gusto a los testigos que a los maestros o si escucha a los maestros es porque son testigos«[2]
  2. Necesitan propuestas exigentes. Sólo propuestas exigentes son dignas de ser respondidas por el corazón generoso de los jóvenes. Sólo propuestas más grandes que ellos, que les ayuden a comprender lo que significa pensar la vida desde la fe.
  3. Necesitan la entrega y el entusiasmo de los escolapios. No necesitan escolapios cansados o desanimados, incapaces de amar y comprender el tiempo presente para ayudarles a mirar “un poco más allá”.
  4. Necesitan ver que tenemos proyectos, que creemos en ellos y que dedicamos la vida. Calasanz es el mejor ejemplo. Necesitamos que nuestros jóvenes escolapios se sientan llamados a ser “un nuevo Calasanz”.
  5. En definitiva, necesitan que nuestra vida transmita lo que decimos de nosotros mismos cuando hablamos de que las Escuelas Pías son obra de Dios y fruto de la audacia y la paciencia de Calasanz. Esto sigue siendo cierto. Y nos sigue exigiendo.

4-El paso siguiente.

Os puedo asegurar que siempre que tengo la oportunidad de encontrarme con jóvenes de nuestros procesos veo que ellos siempre “esperan algo más”. Veo en ellos agradecimiento por todo lo que están viviendo y descubriendo, y veo también añoranza de nuevos pasos. Quizá tenga que ser siempre así. Pero esto nos debe ayudar a dos cosas importantes: valorar todo lo que hacemos e impulsamos y, por otro lado, estar siempre dispuestos a nuevos pasos que nos ayuden a ser los escolapios que los jóvenes esperan y necesitan.

Aquí está la clave del paso siguiente que debemos plantearnos en este Sínodo Escolapio de los Jóvenes, y que lo vamos a reflexionar estos meses junto con el Equipo Coordinador del Sínodo: ¿cuál es el paso siguiente? ¿Cómo debe llegar todo lo vivido en el Sínodo de los Jóvenes al Capítulo General?

Sigamos caminando, hermanos. Con la confianza y la alegría de quien sabe que está construyendo Escuelas Pías.

Recibid un abrazo fraterno.

Pedro Aguado Sch. P.

Padre General

Descarga la carta

Comunicado a todas las comunidades educativas de Venezuela ante la convocatoria al paro docente realizado por el gremio del sector público

Provincia Caribe

A TODO EL PERSONAL DIRECTIVO, DOCENTE, ADMINISTRATIVO Y OBRERO DE NUESTROS CENTROS EDUCATIVOS EN VENEZUELA
A NUESTRAS COMUNIDADES EDUCATIVAS EN VENEZUELA
A TODA LA OPINIÓN PÚBLICA

En el nombre del Señor, un saludo afectuoso a todos aquellos que forman parte de nuestros centros educativos en Venezuela. Una vez más, reciban nuestro más grande agradecimiento por el trabajo que vienen realizando en medio de las adversas situaciones que vivimos en el país.

Nuestro mensaje lo dirigimos en momentos en los que el gremio docente del sector público ha hecho un llamado a la paralización de las actividades administrativas y académicas, al que se han unido algunos otros gremios de servicio del país, partidos políticos y otras organizaciones. Esto, debido a las condiciones de infravaloración de la profesión docente, manifestada en salarios que no garantizan la mínima supervivencia, y que afecta directamente a quienes forman parte de los colegios que están suscritos al convenio MPPE-AVEC.

Por esta situación, nos vemos en la necesidad de comunicar nuestra posición como colegios escolapios de Venezuela, responsable de la educación de más de 3.000 niños, niñas y adolescentes, en sectores mayoritariamente populares y con una propuesta educativa y pastoral que nos identifica como institución eclesial y generadora de los valores fundamentales de la persona humana.

Es de nuestro deseo comunicarles:

  1. Nuestro agradecimiento a todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativa que, en estos momentos, mantienen la acción educativa y pastoral en nuestros centros, aun cuando hay legítimas demandas que deben ser atendidas urgentemente por los organismos del Estado, y que podrían justificar la ausencia.
  2. Nuestra convicción de que una escuela abierta es un espacio de construcción de la ciudadanía, tan necesaria en la crisis actual. Sin menoscabar el derecho al paro como forma de manifestación pacífica, garantizado en la legislación nacional, estamos convencidos de que sólo educando y evangelizando podemos transformar la sociedad. Por esta razón, seguimos afirmando que es necesario mantener nuestras escuelas abiertas.
  3. Las situación actual de nuestros docentes que están en instituciones
    subvencionadas, consecuencia de la situación del gremio docente del sector
    público, es una oportunidad educativa para concientizar a la comunidad
    circundante de la necesidad de maestros que tengan calidad de vida, de
    edificaciones aptas para desarrollar su misión, de estudiantes que vienen con
    sus estómagos vacíos; de familias en situación económica crítica, de la alta fuga
    de profesionales hacia otras áreas de trabajo o hacia el exterior… pero
    principalmente, de la convicción de las Escuelas Pías de Centroamérica y Caribe
    de mantener nuestras escuelas abiertas. Es una opción de vida que se
    materializa en el número de religiosos y laicos que siguen educando, y que nos
    permite aportar nuestro grano de arena a la construcción de la nueva
    Venezuela.
  4. Nuestros esfuerzos por generar la ayuda que necesitamos, por medio de
    acciones paliativas a la crisis y de reformas estructurales que hagan posible la
    educación escolapia, popular, evangelizadora y de calidad.
  5. Sin detrimento de lo anterior, hacemos nuestro llamado a quienes han decidido
    apoyar al gremio docente del sector público a que se hagan presentes en los
    espacios donde ellos están demandando sus justas reivindicaciones.
    Solidarizarse desde la ausencia de los planteles puede ser una postura legítima
    que debe decidirse desde el ámbito de la conciencia, siempre que suponga una
    auténtica solidaridad en los espacios en los que estas demandas se realiza.
  6. Nuestro llamado a las autoridades de la AVEC a que generen los necesarios
    espacios de diálogo y de encuentro que permitan analizar la situación y
    construir caminos que nos permitan mantener nuestras escuelas abiertas hoy y
    en el futuro.
  7. Nuestro llamado a todos los que forman nuestras comunidades educativas, a
    que sigan haciéndose solidarios con las necesidades de nuestros maestros,
    constructores de la Venezuela que todos soñamos.

En manos de San José de Calasanz, Patrono Universal de las Escuelas Cristianas,
colocamos el presente y el futuro de la educación católica de Venezuela.

En Caracas, a los 22 días del mes de octubre de 2019, en el Mes Extraordinario de
la Misión.

Leer en pdf o en versión multimedia

Sígueme en Twitter

EDUCAR…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.084 seguidores