Escuelas Pías Centroamérica y Caribe

Mensaje a la Provincia

A todos los hermanos religiosos, y a todos aquellos que hacen posible la misión escolapia en los diferentes lugares de la Provincia; les enviamos este primer video en el que comunicamos los pasos hemos dado en estos tres meses de andadura, después del II Capítulo Provincial. En este material informamos, concretamente, de la constitución de los Secretariados y Equipos provinciales.

Un saludo a todos, y que Dios les bendiga.

¡En tus manos, León!

El lunes 25 de febrero, día calasancio, aprovechando la fecha, se hizo el lanzamiento oficial del lema: EN TUS MANOS en nuestra presencia de León, Nicaragua.

Dimos a conocer a toda la comunidad educativa y al alumnado el lema, junto a su explicación. Los alumnos de cuarto grado formaron un acróstico y los de tercer grado realizaron una representación de la vida de Santa Paula Montal.

Al final los alumnos de séptimo con la música del lema realizaron una coreografía y luego con cartulinas rojas y blancas formaron el logo. Y dos alumnos de cuarto año, cantaron una canción alusiva al lema, con letra y música original de ellos.

Oficialmente… ¡En tus manos, León!

Impulsando Escuelas Pías…

CURSO DE FORMACIÓN PERMANENTE DIRIGIDO A RELIGIOSOS DE MEDIANA EDAD (Entre Los 45 y los 65 años)

Desde el lunes, 21 de enero, hasta el sábado, 2 de febrero, fuimos convocados  30 religiosos Escolapios, provenientes de las distintas demarcaciones de la Orden, en la Casa General de los Hermanos de la Salle, ubicada en Vía Aurelia 472, en la ciudad de Roma, para participar de la 2da. Edición del Curso “Impulsando Escuelas Pías” dirigido a religiosos con edades comprendidas entre los 40 y los 65 años.

El objetivo fundamental del curso fue responder a los lineamientos del 47 Capítulo General de la Orden, que dio una gran importancia a trabajar por “ciclos vitales”, con el propósito de que los religiosos entremos a fondo en las claves desde las que, en cada ciclo vital, podemos y debemos seguir creciendo en nuestra vocación.

La coordinación del curso estuvo a cargo de los padres: Emmanuel Suárez, Provincial de Méjico y Miguel Giráldez, Asistente General por Europa.

Las áreas de reflexión, trabajo y análisis en que se enfocó el curso fueron las siguientes:

  1. Claves humanas, espirituales, escolapias y ministeriales, abordadas por S. E. R. Mons. Juan María Uriarte, Obispo Emérito de San Sebastián. Su participación, a pesar de su avanzada edad, en todo momento fue muy cercana, objetiva y actual.
  2. La Vida Consagrada y el sacerdocio al que somos llamados a vivir hoy en la Iglesia del Papa Francisco. A cargo del P. David Kinnear Glenday, Misionero Comboniano y Secretario General de la Unión de Superiores Mayores.
  3. Lo que Calasanz nos plantea, desde su experiencia concreta, a los religiosos para vivir con autenticidad esta etapa de nuestra vida. Esta parte estuvo a cargo del Padre Ángel Ayala Sch. P. La dinámica que utilizó, nos pareció muy cercana y retadora.
  4. El Padre General, compartió con nosotros, de forma entusiasta y retadora, el proceso de renovación por el que está atravesando nuestra Orden de las Escuelas Pías y en particular lo que compete a cada uno de nosotros, como piezas claves en este tiempo de renovación.
  5. Se llevaron a cabo tres mesas redondas, dirigidas a entablar un diálogo franco y un compartir los sueños de aquellos sectores a quieres representaba cada grupo:
    1. Religiosos Escolapios jóvenes, en etapa de formación. Juniores.
    2. Religiosos Escolapios “adultos-jóvenes”, en edades entre los 25 y los 40 años.
    3. Religiosos adultos mayores, con edades superiores a los 70 años. Veteranos.
    4. Y Laicos miembros de la Fraternidad.

Estas mesas redondas constituyeron un momento clave para compartir los sueños de nuestros religiosos y laicos más jóvenes que nosotros, pero también la experiencia y la sabiduría de una vocación escolapia madura y curtida a lo largo de muchos años de consagración y entrega.

  1. Todas estas experiencias formativas se vieron complementadas por un fuerte ambiente de camaradería y fraternidad y también por la visita que hicimos a la Roma de Calasanz y a nuestra Casa General, la tarde del sábado, 26 de enero, donde fuimos recibidos atentamente por el Padre General que acababa de llegar de la JMJ en Panamá y los demás religiosos que la habitan. El domingo, 27 se llevó a cabo una peregrinación a Asís, recogiendo los lugares más emblemáticos de este mágico lugar, La Basílica de San Francisco, las calles de Asís, Basílica de Santa Clara, el Eremitorio de las Cárceles, Santa María de los Ángeles y claro está, la Porciúncula.
  2. El miércoles, 30 tuvimos la oportunidad de participar de la Audiencia con el Papa Francisco, en la cual nos hizo partícipes de la hermosa experiencia vivida en la recién finalizada JMJ, en Panamá.
  3. Las reflexiones y los trabajos en grupo, respetando los idiomas y la oración de Laudes, Vísperas y la Eucaristía, le dieron un carácter universal a esta experiencia. Facilitada dentro del curso por la excelente traducción simultánea que estuvo a nuestra disposición en todo momento.

Debo destacar que el ambiente de camaradería y hermandad que se dio a lo largo de todo el curso, pero particularmente en las comidas, la oración, las salidas que hicimos y el compartir en las noches, después de la cena, contribuyeron a crear un ambiente muy cálido y fraterno, que nos permitió conocernos, relajarnos y disfrutar profundamente de la experiencia.

P. Héctor Sánchez

Asistente Provincial del área de Vida Consagrada y Formación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Renuevo los votos que un día emití”

El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres. Durante estos días de febrero, nuestra demarcación se alegra con la renovación de los votos de pobreza, castidad y obediencia de nuestros hermanos más jóvenes Junior Caldera, José Suleiman, Rolando Hernández, Luis Demetrio, Jesús Carmona y Dilan Leal.

Con su compromiso, todos los religiosos también renovamos nuestro deseo de seguir caminando en fidelidad a la vocación recibida. Cada uno es un regalo de Dios para nuestros niños y jóvenes.

Que el Señor siga enviando obreros a su mies…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Mensaje en el Día Mundial del Movimiento Calasanz

 

Sin t’tulo-2

El día 15 de febrero la Orden celebra el Día Mundial del Movimiento Calasanz. Esta conmemoración nos lleva a reconocer los grandes aportes que esta plataforma de acción pastoral ha generado en los años de su desarrollo, y los desafíos que se le presentan para ser fiel a su misión.

El Movimiento nace de los procesos pastorales que en diversos lugares de la Orden surgieron; fue la respuesta a los desafíos de una nueva eclesiología que emergía en el seno de nuestras obras. Así se configura un itinerario gradual y sistemático de evangelización dirigido a los niños y jóvenes, que se abre ahora a los adultos y mantiene unos ejes fundamentales: la experiencia de Dios, el estilo de vida, la formación y el compromiso, vividos en el grupo como referencia fundamental de la fe.

En esto contexto deseo exponer lo que el Movimiento ha podido alcanzar en nuestra dermarcación. Durante los diferentes encuentros del Sínodo de Jóvenes que durante el año 2018 se realizaron en los diferentes países, nuestros jóvenes alcanzaron a afirmar que el Movimiento, durante su implementación, ha permitido:

– la participación activa de los jóvenes en la Iglesia y en la catequesis

– la motivación hacia la vivencia de la fe

– constituirse como una plataforma extraescolar, junto a SOLCA y CNU[1]

– la continuidad más institucional a propuestas de pastoral juvenil locales

– una pastoral sistemática, dirigida y adaptada a los grupos de edades homogéneos

– la vivencia de la espiritualidad escolapia de los niños y jóvenes, ejerciendo el liderazgo carismático[2]

– una oportunidad educativa que complementa, y en algunos casos sustituye la función educativa del Estado

– acercarnos a la realidad de los niños en jóvenes en situación más vulnerable, y transformarlas

– conocer a Jesús

– orientar y guiar a los jóvenes en los desafíos actuales, desde los planteamiento de la fe[3]

Aún así, es importante que, en la actualidad, el Movimiento pueda avanzar en varios aspectos que son fundamentales para su consolidación. Estos son:

  1. La pertenencia e inserción a la Iglesia local desde las plataformas de inserción de la Pastoral Juvenil[4]
  2. La incorporación de la dimensión vocacional en sus itinerarios y procesos.
  3. El acercamiento a la realidad de los niños y jóvenes más desfavorecidos, desde la espiritualidad calasancia
  4. La reincorporación de los jóvenes que, en algún momento, han pertenecido al Movimiento y que por diversas razones se han alejado
  5. Una mayor implicación de los religiosos
  6. Un mayor seguimiento a las diversas etapas que lo conforman[5]

Confiamos que, al asumir estos desafíos, avanzaremos en fidelidad a lo que el Movimiento procura dinamizar. Ponemos en manos del Señor, bajo la intercesión de Calasanz y de la Virgen de las Escuelas Pías, a cada uno de los que en diversos modos participan de este camino, y esperamos que pueda consolidarse en todas las presencias. Asumamos el reto.

[1] Conclusiones del Sínodo de Costa Rica, 2018

[2] Conclusiones del Sínodo de Nicaragua, 2018

[3] Conclusiones del Sínodo de Venezuela, 2018

[4] Nicaragua, 2018

[5] Venezuela, 2018

Profesión religiosa en Cuba

IMG_20190202_175709

El día 2 de febrero, cuando celebramos la fiesta de la Virgen de la Candelaria y el día de la Vida Consagrada, la Escuela Pía de Centroamérica y Caribe se llenó de júbilo por la profesión de los votos simples de nuestro hermano Iván Guerra. En el templo en el cual las huellas de la historia de nuestra Orden están marcadas por más de cien años, los religiosos, junto a las hermanas escolapias, la familia y los cercanos a la comunidad cristiana escolapia celebramos este acontecimiento que representa un signo de esperanza y de alegría para todos, y muy especialmente para los que hacemos vida en Guanabacoa, Cuba.

Iván Guerra es natural de Itabo, un pueblo cercano a la ciudad de Santi Spiritu, y hace dos años inició su postulantado en nuestra comunidad de Cuba. Después del primer año, fue enviado a la Casa de Formación de Caracas para continuar esta etapa de formación, y al Noviciado en Bogotá. Durante este tiempo, Iván ha podido descubrir la riqueza de las Escuelas Pías en los diversos contextos en los cuales nos encarnamos, y ha podido encontrar “la mejor manera de servir a Dios”

La profesión de Iván, cubano y escolapio, es un símbolo más de la apuesta de Dios por la permanencia de las Escuelas Pías en estas tierras caribeñas. En esta tierra bendita, la semilla de todos nuestros antecesores no deja de dar fruto. En los mismos espacios donde habitaron y trabajaron tantos hermanos nuestros, y en especial el Santo P. Faustino Míguez, sigue el Señor convocando a los jóvenes para entregar la vida, sin descanso, en favor de los niños y jóvenes preferentemente pobres. ¡Así sea!

La alegría de la vocación

llamada

El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres..” con esta frase del Salmo 125, queremos comunicar a Dios nuestro pleno agradecimiento por el don de nuestra vocación escolapia. Esta expresión relata la vivencia del pueblo de Israel, quien “cambió la suerte” de Sión. Sigue relatando el salmo que “la boca se nos llenaba de risas, la lengua de cantares…

A esta experiencia comunitaria y salvífica deseo remitirles en el día en el que celebraremos, además de la Jornada por la Paz de nuestros pueblos, el gran regalo de la vocación. Este 31 de enero podremos decir que el Señor ha cambiado la suerte de nuestras vidas, nos ha dado plenitud inmerecida, y por eso debemos estar alegres.

La alegría es una emoción que, en el sentido bíblico, nos habla de la presencia de Dios. Estamos llamados a vivir alegres, porque el Señor está con nosotros. En nuestros oídos resuena aquel texto de la Anunciación “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo” (Lc. 1, 28b) Donde hay alegría, está el Señor.

En esta línea, deseo que podamos animarnos en nuestras comunidades y presencias con pequeños gestos que expresen nuestro profundo agradecimiento por el don vocacional. No es necesario hacer grandes y complejas actividades, pues la sensibilidad vocacional no se relaciona siempre con logísticas complejas, acciones masivas o materiales llamativos. Se relaciona, tal vez más, con mínimos detalles que despiertan lo más genuino de nosotros y lo contagia a otros.

Algunas recomendaciones para este día, aunque puede haber muchas otras, serían:

1. Hacer de nuestra Eucaristía comunitaria algo especial. Tal vez el canto, la oración, la disposición del lugar, la ambientación… sólo un símbolo puede, por ejemplo, ayudarnos a transformar lo cotidiano en algo significativo.

2. Existe en la Liturgia Eucarística diversas oraciones por las vocaciones, por la Vida Consagrada. Celebra con ellas; eso ayudará a que nos unamos en la oración por nuestras vocaciones.

3. Habla con tus estudiantes, jóvenes, niños, sobre tu vocación… Sin grandes discursos teológicos. Sólo diles que Dios llama, y que por eso somos escolapios. Hay muchas maneras de decirlo, hay historias de personajes bíblicos, o de algunos de nuestros santos, que podrán parecerles llamativas.

4. Saluda a algún(os) joven(es) que sabes que están planteándose lo vocacional, o posiblemente puedan hacerlo. Para ello las redes virtuales nos ayudan. Un mensaje SMS, una nota de voz, una imagen… algo que les permita saber que estás allí animándoles. Seguro lo agradecerán.

5. En tu oración personal, agradece, infinitamente… da gracias por toda tu historia vocacional. Por tus crisis y dificultades, y por esas experiencias que ratifican tu vocación. Por las caídas y subidas.. Inspírate en la vida de alguno de nuestros santos, o contempla la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, como nos lo recomendaba diariamente nuestro Santo Fundador.

6. Piensa en lo que puedes hacer para impulsar la cultura vocacional allí donde estás. Lo que puedes hacer tú, personalmente. Evitemos los plurales que despersonifican. ¿Qué puedo hacer yo? Defínelo, y ponlo en práctica.

7. Invita a los jóvenes vocacionales a la comunidad, y ten un espacio especial para ellos. La Eucaristía, la comida, el espacio de compartir… Eso les anima y nos anima a nosotros.
Son sólo sugerencias. Espero que puedan surgir muchas más. Si es así, no dejes de compartirlas. Demos gracias a Dios, siempre y en todo momento, porque nos ha llamado a ser escolapios, y porque llama a otros a serlo. Somos don de Dios para nuestros niños y jóvenes. No dejemos de sembrar la semilla que dará su fruto. En tus manos, Señor, estamos.

P. Willians Costa. Provincial

En Caracas, a los 30 días del mes de enero de 2019.

 

EDUCAR…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.169 seguidores